CORREGIDO-Argentina comprueba coordinación de dictaduras sudamericanas contra opositores y condena a ex militares

viernes 27 de mayo de 2016 23:19 ART
 

(Corrige primer y segundo párrafos para aclarar que los condenados son 15, no 17)

BUENOS AIRES, 27 mayo (Reuters) - Argentina condenó a 15 ex militares por su participación en el llamado Plan Cóndor, entre ellos a un ex presidente del país, con lo que por primera vez la justicia comprueba la coordinación entre dictaduras de Sudamérica para el secuestro y desaparición de disidentes políticos durante las décadas de 1970 y 1980.

Un tribunal del país austral sentenció el viernes a 20 años de prisión a Reynaldo Bignone, ex presidente de facto de Argentina, y a otros 14 ex militares a entre ocho y 25 años, por la desaparición forzada de 105 personas durante la sangrienta dictadura entre 1976 y 1983. En el caso había 17 imputados.

"Este fallo lo que determina no es solamente que el terrorismo de Estado en Argentina fue una asociación ilícita", dijo Luz Palmas Zaldúa, abogada del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), luego de la lectura del fallo.

"Sino que a la hora de coordinar represivamente con otras dictaduras, se asoció de manera ilegal para maximizar los esfuerzos para perseguir a los opositores políticos de cada una de las dictaduras y así poder desaparecer y eliminar a los que consideraba como subversivos", agregó.

Es la primera vez que la justicia encuentra pruebas de un plan coordinado, llamado "Plan Cóndor", entre las dictaduras de Argentina, Brasil (1964-1985), Uruguay (1973-1985), Paraguay (1954-1989), Bolivia (1971-1978) y Chile (1973-1990).

De las 105 víctimas, 45 eran uruguayos, 22 chilenos, 14 argentinos, 13 paraguayos y 11 bolivianos, según datos del CELS.

"Estos sujetos son responsables (...) fueron responsables de esto y por eso merecen ese castigo, o sea, lo dice el Estado y eso tiene un valor enorme para mí, porque antes lo decíamos nosotros los familiares", dijo el jueves Andrés Habegger, hijo de una de las víctimas.

En Argentina, organizaciones de derechos humanos estiman que la cantidad total de secuestrados, torturados y asesinados es de alrededor de 30.000 personas.

Tras su visita a Argentina en marzo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó desclasificar documentos de inteligencia, un reclamo histórico de las organizaciones locales de derechos humanos. El "Plan Cóndor" contó con el respaldo de la CIA.

(Reporte de Juliana Castilla; Editado por Javier López de Lérida)