ACTUALIZA 1-Argentina espera dejar de importar crudo liviano este año

jueves 12 de mayo de 2016 14:04 ART
 

(Agrega citas, información)

HOUSTON, 12 mayo (Reuters) - Argentina podría dejar de importar petróleo liviano en el 2016 como parte de un plan para lograr la soberanía energética tras años de un fuerte déficit en el sector, dijo el jueves el ministro de Energía.

El país registra déficit energético desde mediados del 2010 y depende de la importación de energía para evitar los cortes de suministro a hogares e industrias.

"Se debe privilegiar el crudo local para evitar una reducción de empleos y una menor recaudación de impuestos", dijo Juan José Aranguren en un evento organizado en Houston, Estados Unidos, por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG).

"Si la producción va aumentando y ese exceso no está contratado con nadie e YPF no lo quiere, entonces debe haber una negociación (entre productores y refinadores) a un precio favorable. El precio interno está entre 55 y 67,5 dólares por barril, dependiendo del tipo de crudo, o sea que convendría venderlo en el mercado local", agregó.

El ministro dijo a periodistas que espera que el país deje de importar gas natural licuado en un período de cinco o seis años y que solo se importe energía de Bolivia -al que Argentina compra gas natural licuado- en ocho años.

Hace dos semanas se registró en el país austral una exportación de 200.000 barriles de crudo liviano. Aranguren indicó que están buscando evitar que eso vuelva a suceder en el futuro para que ese crudo se venda a refinerías locales.

Sin embargo, aclaró que continuarán los embarques al exterior de crudo pesado.

En su apuesta por las energías alternativas en momentos de bajos precios globales de los hidrocarburos, Argentina realizará la semana próxima la primera licitación para la producción de 1.000 megavatios, en la primera fase de un plan de 10.000 megavatios que se extenderá hasta el 2025.

Aranguren dijo que se espera unos 2.100 millones de dólares en inversiones.

A fines de marzo, el Gobierno reglamentó una ley de fomento a la producción de energías alternativas que llevará al 8 por ciento -desde el 1,8 por ciento actual- el consumo total de energía eléctrica alternativa para el cierre del 2017, y al 20 por ciento al cierre del 2025. (Reporte de Marianna Párraga, escrito por Nicolás Misculin, editado por Juliana Castilla/Manuel Farías)