Lluvias en Argentina alivian a cultivos de soja y maíz golpeados por sequía: Bolsa de Cereales

jueves 11 de febrero de 2016 16:05 ART
 

BUENOS AIRES, 11 feb (Reuters) - Las lluvias que se reportaron en los últimos siete días en parte de la mayor región agrícola de Argentina favorecieron a cultivos de soja y maíz que estaban afectados por una prolongada falta de agua, aunque en algunas zonas el cereal podría sufrir pérdidas, dijo el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En las últimas semanas, temores sobre mermas en la cosecha del país sudamericano, como consecuencia de altas temperaturas y falta de agua en el inicio del verano austral, influyeron en los futuros agrícolas del mercado de Chicago <0#S:> <0#C:>.

"Las precipitaciones registradas durante la última semana en gran parte del territorio nacional permitieron mejorar el escenario para el desarrollo de los cuadros de soja, los cuales pudieron recuperar en parte su condición", dijo la Bolsa en su reporte semanal de cultivos.

El organismo mantuvo estable en 58 millones de toneladas su estimación para la producción de soja 2015/16 de Argentina, que es el mayor exportador mundial de harina y aceite del grano, el tercero de la oleaginosa sin procesar y el cuarto de maíz.

Con respecto al maíz, la Bolsa dijo que las lluvias también beneficiaron a gran parte de los cultivos golpeados por el clima adverso, aunque advirtió que podría haber daños en la cosecha.

"Hacia el norte de la provincia de Buenos Aires (el mayor distrito agrícola del país), parte de los cuadros tardíos sufrieron un stress termo-hídrico durante enero, lo que podría afectar su rendimiento potencial a pesar de las últimas precipitaciones recibidas", señaló.

"Algunos sectores del Centro-Este de Entre Ríos y la provincia de Buenos Aires aún presentan reservas hídricas regulares por lo cual podría verse recortado el rinde potencial de los lotes presentes en estas zonas", añadió la entidad.

Los agricultores locales están a punto de finalizar la siembra del cereal del ciclo 2015/16, que ocuparía 3,1 millones de hectáreas, lo que representa una contracción del 9 por ciento respecto de la temporada anterior, según datos de la Bolsa.

El Gobierno de centroderecha que asumió en diciembre en Argentina eliminó las restricciones y los impuestos sobre las exportaciones de maíz y de trigo y redujo el tributo que pagan los embarques de soja, algo que el sector reclamaba hace años. (Reporte de Maximiliano Rizzi; Editado por Jorge Otaola/Patricia Avila)