Cosecha de maíz 15/16 Argentina sufrirá pérdidas por sequía: experta

martes 26 de enero de 2016 13:44 ART
 

BUENOS AIRES, 26 ene (Reuters) - El fenómeno climático El Niño suele beneficiar a los cultivos de Sudamérica al traer campañas con más lluvias de lo usual, pero en el actual ciclo 2015/16 hay áreas de Argentina que están sufriendo una sequía que ya generó pérdidas irreversibles al maíz, dijo el martes una experta del sector.

El país sudamericano es el cuarto exportador mundial del cereal y muchos agricultores locales se volcaron a la siembra del grano en las últimas semanas, por la eliminación de los impuestos y restricciones a las ventas al exterior que dispuso el presidente Mauricio Macri, quien asumió el cargo en diciembre.

Pero en las últimas semanas, en pleno verano austral, se vio una combinación de escasez de agua y altas temperaturas en el noreste de la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito agrícola del país, que amenaza con cortar la cosecha del cereal.

"Esa zona es la que se está 'incendiando'. (...) Me han reportado lotes perdidos de maíz y después maíces que perdieron potencial (de rendimiento) un 50 por ciento", dijo a Reuters Sofía Corina, investigadora de la Bolsa de Comercio de Rosario.

"Es algo inaudito en un año de El Niño", afirmó. El fenómeno provoca un calentamiento del Pacífico y suele causar fuertes lluvias en gran parte de Argentina, Uruguay y Brasil.

Hace dos semanas, la Bolsa de Rosario estimó la cosecha de maíz de uso comercial 15/16 en 23,8 millones de toneladas, desde los 20,2 millones anteriores, debido a una mayor área de siembra y a los altos rendimientos previstos para el grano.

Corina señaló que el área golpeada por la sequía representa cerca del 8 por ciento del cinturón agrícola principal del país, que también es un exportador mundial clave de soja y de trigo.

La experta explicó que la falta de agua también afecta a la soja, pero dado que la mayoría de los cultivos aún no están en su período clave de desarrollo, hay tiempo para evitar pérdidas.

"Esa zona específicamente todavía no llegó al período crítico, que es llenado de semilla. Entonces, si llueve se va a salvar y puede llegar a mantener el potencial (de rinde)", dijo.

El Servicio Meteorológico Nacional de Argentina no prevé en su pronóstico extendido hasta el viernes lluvias en la región más afectada por la falta de agua, mientras que anticipa temperaturas que llegarían a los 33 grados centrígrados. (Reporte de Maximiliano Rizzi; Editado por Javier López de Lérida)