Uruguay asume presidencia temporal de Unasur; Quito será sede permanente

jueves 4 de diciembre de 2014 20:17 ART
 

GUAYAQUIL, Ecuador, 4 dic (Reuters) - Uruguay asumió el jueves la presidencia temporal de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) con un llamado de José Mujica a los otros mandatarios de la región para que adquieran un "brutal" compromiso político que permita la integración.

El traspaso de la presidencia coincide con la inauguración de la sede permanente del organismo en Quito, un hecho visto por los países miembros como una oportunidad para relanzar un bloque regional cuya actuación ha sido cuestionada.

"Habrá integración si hay voluntad política declaradamente por parte de los poderes ejecutivos (...) y no habrá integración si no existe compromiso brutal, voluntad política porque los obstáculos del mundo son enormes", dijo el presidente uruguayo, José Mujica, en la ciudad porteña de Guayaquil.

La Unasur, que agrupa a todos los países de Sudamérica, fue constituida en 2008 por iniciativa del fallecido Hugo Chávez para promover la unión entre las naciones y facilitar el intercambio comercial, pero analistas dicen que ha terminado sumándose a un serie de ineficaces bloques regionales.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, planteó el jueves una revisión de los estatutos del organismo y avanzar con celeridad en la implementación de iniciativas económicas y de movilidad de personas que se han planteado al interior del organismo regional.

"Para mantener la fe de nuestros pueblos en la integración es necesario que perciban resultados y beneficios concretos de ella. Siempre temo que algún día nuestros pueblos se cansen de tenernos en estas cumbres", dijo Correa.

Los presidentes tienen previsto inaugurar el viernes la nueva sede del organismo en la capital ecuatoriana, a pocos metros de la línea imaginaria que divide al plantea en Hemisferio Norte y Sur.

La construcción de 20 mil metros cuadrados de estilo vanguardista tuvo un costo de 43 millones de dólares, que fueron asumidos por el Gobierno ecuatoriano. (Reporte de Yury García en Guayaquil; Editado por Javier López de Lérida)