Caída precio del petróleo favorecerá a Argentina: Ministro de Economía

miércoles 3 de diciembre de 2014 12:54 ART
 

BUENOS AIRES, 3 dic (Reuters) - La caída del precio internacional del petróleo favorecerá a Argentina, dijo el miércoles el ministro de Economía Axel Kicillof en una conferencia industrial en los suburbios de Buenos Aires, en momentos en que el país transita una aguda crisis energética.

Kicillof estimó que el déficit energético para 2014 oscilará entre 7.000 y 8.000 millones de dólares. El funcionario no estimó cuanto ahorrará el país con la caída del crudo.

La tercera mayor economía de América Latina tiene un déficit energético que obliga al Gobierno a gastar parte de sus menguadas reservas internacionales para importar energía.

"Nosotros lo que vemos es que esto (la caída del precio del petróleo) va a reducir la carga sobre el Estado nacional de compra de combustibles afuera", dijo Kicillof.

"Una cosa es el precio del petróleo y otra el precio del gas, que muchas veces están desacoplados. Pero es algo que estamos analizando, sobre todo porque en reuniones del Fondo (FMI) de hace unos meses se analizaba la posibilidad de un aumento en el precio, y pasó lo contrario", sostuvo.

El petróleo Brent subía en torno a los 71 dólares por barril el miércoles y recuperaba parte de las pérdidas de la sesión anterior, en momentos en que un mercado agitado busca un piso para los precios tras una caída de casi un 40 por ciento desde junio.

"Hay bastante desorientación internacional sobre como va a seguir (el precio del crudo)", afirmó Kicillof.

Argentina lanzó este año una ley de hidrocarburos que busca favorecer las nuevas inversiones extranjeras y que el Gobierno considera clave para reducir el abultado déficit energético.

El Gobierno argentino nacionalizó la petrolera YPF en 2012 para acelerar las inversiones de la compañía e intentar neutralizar la caída de la producción y de las reservas de gas y crudo, por lo que pagó a la española Repsol una compensación de 5.000 millones de dólares. (Reporte de Nicolás Misculin y Walter Bianchi, con la colaboración de Jorge Otaola. Editado por Javier Leira)