Shell y Total invertirán 550 mln dlrs en formación argentina Vaca Muerta, pese a baja del crudo

lunes 1 de diciembre de 2014 17:26 ART
 

BUENOS AIRES, 1 dic (Reuters) - Shell Argentina y Total Austral invertirán unos 550 millones de dólares junto a la empresa provincial de energía Gas y Petróleo del Neuquén (G&P), para el desarrollo de hidrocarburos no convencionales en la formación Vaca Muerta, en la Patagonia Argentina, dijo en un comunicado la firma local.

El anuncio de la inversión en la zona, que podría albergar una de las mayores reservas de hidrocarburos no convencionales del mundo, ocurre luego de que el precio del petróleo cayó a mínimos de cinco años.

"Las inversiones en Vaca Muerta son a largo plazo, no se ven afectadas por la variación del precio día a día", dijo una fuente del Ministerio de Energía provincial.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó mantener la semana pasada su cuota de producción de 30 millones de barriles por día, a pesar de una caída del 30 por ciento en los precios desde junio, lo que profundizó la baja del petróleo.

La inversión con Shell será de 250 millones de dólares para explotar los yacimientos Sierras Blancas y Cruz de Lorena, que abarcan 325 kilómetros cuadrados de los 30.000 kilómetros cuadrados de extensión de Vaca Muerta.

"El período del plan piloto incluirá compromisos de perforación en cada bloque y una planta central de tratamiento de petróleo y gas con capacidad para 10.000 barriles por día", dijo G&P en un comunicado de prensa.

Además, la empresa provincial anunció inversiones junto a Total Austral por otros 300 millones de dólares para realizar un piloto de producción de gas y petróleo no convencionales en las áreas Rincón la Ceniza y La Escalonada, que se extienden sobre 463 kilómetros cuadrados, también en Vaca Muerta.

"Una vez concluido el plan piloto, y a la luz de los resultados obtenidos, los socios considerarán y definirán las fases siguientes del proyecto", dijo G&P en un comunicado.

Argentina confía en el desarrollo de Vaca Muerta para poder revertir un déficit energético de unos 7.000 millones de dólares que está erosionando las reservas del banco central.

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández usa las reservas internacionales para el pago de deuda desde el 2010, imposibilitada de recurrir a los mercados de deuda debido a un litigio internacional por su default en 2002. (Por Eliana Raszewski; Editado por Javier López de Lérida)