Heredero de líder argentino Perón demanda a banco por miles de objetos desaparecidos

viernes 14 de noviembre de 2014 12:46 ART
 

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 14 nov (Reuters) - Un lujoso biombo obsequiado por Mao Tse-Tung, joyas exclusivas y relojes antiguos son algunos de los miles de objetos expropiados al ex presidente argentino Juan Domingo Perón que se esfumaron del banco donde fueron depositados hace más de medio siglo y por los que su heredero ha iniciado una multimillonaria demanda.

Antonio Mario Rotundo, albacea de los bienes del fallecido político que marcó la historia de Argentina, reclama 1.000 millones de dólares al banco municipal donde quedaron relegados los cinco mil objetos de Perón y su legendaria segunda esposa Eva después del golpe militar que derrocó al mandatario.

"Hay un faltante enorme. Diría que un 95 por ciento de los bienes no está", dijo Rotundo, que dice haber sido amigo y colaborador de Perón y hoy encabeza la Fundación por la Paz y la Amistad de los Pueblos (Funpaz), que desde 1990 tiene los derechos legales sobre su legado material.

Rotundo detalló que entre los bienes perdidos también hay un broche isabelino que le regaló el dictador español Francisco Franco a Eva en 1947, libros incunables, estribos de plata, valiosas vajillas y diversos muebles.

A lo largo de las décadas, muchos objetos fueron robados, arruinados por el desgaste y hasta reemplazados por falsificaciones baratas, según el heredero.

Pero aún habría mucho en la bóveda del Banco Ciudad. Rotundo calcula que unos 300 bienes siguen depositados allí, incluido un auto deportivo de color azul, "El Justicialista", fabricado especialmente para Perón en 1954 y que casi no fue usado.

"Hay algunas joyas, que todavía no sabemos cuáles son. Se encuentran colecciones de armas, cuadros, obsequios recibidos, muchos elementos de plata y oro que se salvaron. Y vestimenta de Evita y de Perón", enumeró el heredero, que calcula que esos objetos podrían valer entre 20 y 40 millones de dólares.

Rotundo, de 64 años, conoció en 1970 a Perón durante una visita de un grupo de jóvenes argentinos a su residencia en España, donde el líder estuvo exiliado por más de una década.   Continuación...