Tenedores bonos impagos buscan que se declare en desacato a Banco Nación y Banco Central de Argentina: IFR

viernes 10 de octubre de 2014 15:29 ART
 

10 oct (Reuters) - Algunos de los acreedores que demandaron a Argentina por un incumplimiento de deuda están considerando pedir a un juez en Estados Unidos que declare en desacato al estatal Banco Nación y al banco central del país, como parte de su disputa con Buenos Aires, dijo a IFR una fuente con conocimiento de la situación.

La petición se fundamentaría en el papel que ambas instituciones financieras jugaron para ayudar a Argentina a evitar decisiones de una corte en Estados Unidos, depositando el pago de un cupón por bonos reestructurados en una cuenta que el banco central abrió en Nación Fideicomisos, una subsidiaria del Banco Nación, añadió el reporte.

El juez de distrito Thomas Griesa impidió en junio que Argentina pagara en Estados Unidos el cupón a tenedores de bonos canjeados, tras fallar que el país sudamericano debía pagar simultáneamente la deuda en poder de los fondos estadounidenses denominados "holdouts" que rechazaron las reestructuraciones de deuda en cesación de pagos de 2001-2002.

Argentina califica a esos acreedores "buitres" y se ha resistido a pagarles.

Tanto el Banco Nación como el Banco Central de la Republica Argentina (BCRA) podrían caer bajo jurisdicción de la corte estadounidense y estar sujetos a multas, porque el primero tiene oficinas en Estados Unidos y la autoridad monetaria tiene cuentas en la Reserva Federal, dijo la fuente a IFR, un servicio de información financiera de Reuters.

Griesa declaró en septiembre en desacato a Argentina por tratar de evitar su decisión anterior, que exige que pague a los acreedores no reestructurados en 2005 y 2010.

Argentina depositó el 30 de septiembre un pago de intereses por 161 millones de dólares en Nación Fideicomisos para cumplir con los acreedores reestructurados, lo que desafía el fallo de Griesa.

El pago del cupón busca mostrar que Argentina tiene la capacidad para seguir cumpliendo con sus obligaciones internacionales, pese a la cesación de pagos en la que cayó el emisor soberano en julio como consecuencia de la disputa judicial. (Por Davide Scigliuzzo; Editado en español por Javier López de Lérida. LEA)