8 de agosto de 2014 / 20:08 / hace 3 años

Nieto de líder de Abuelas de Plaza de Mayo, aún conmocionado tras recuperar identidad en Argentina

BUENOS AIRES, 8 ago (Reuters) - El nieto de Estela de Carlotto, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, dijo el viernes en Argentina que aún está conmocionado tras hallar esta semana, a los 36 años de edad, su verdadera identidad como hijo de desaparecidos.

Ignacio Hurban, que hasta el martes desconocía que era Guido Montoya Carlotto, el nieto de la mujer que desde hace décadas encabeza la búsqueda de niños secuestrados en la última dictadura, se mostró emocionado pero aún confundido tras la noticia.

En una conferencia que ofreció en Buenos Aires junto a su abuela, Hurban dijo que su vida está "bastante convulsionada".

"Estoy un poco conmocionado (...) me parece maravilloso y mágico todo esto que va pasando. Yo lo estoy disfrutando, pero lo que más disfruto es la felicidad en los demás", dijo el nieto 114 recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo.

El nieto de Carlotto nació durante el cautiverio de su madre en un centro clandestino de detención en junio de 1978, fue arrebatado a las pocas horas y se le asignó otra identidad. Su madre fue asesinada por los represores.

Si bien dijo que ante todo prefiere la verdad, Hurban (o Montoya Carlotto) destacó que le gustaría mantener el único nombre que tenía hasta esta semana.

"Yo estoy acostumbrado a mi nombre Ignacio y lo voy a seguir conservando", señaló.

La dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1983 secuestró, torturó y asesinó a cerca de 30.000 personas, según organismos de derechos humanos.

En algunas oportunidades, los represores se apropiaron ilegalmente de los hijos de las víctimas, cuyos cuerpos en muchos casos permanecen desaparecidos.

Hurban se refirió al proceso que lo llevó a hacerse voluntariamente los exámenes de sangre para determinar si era o no hijo de desaparecidos.

"Hay cosas que no se pueden explicar, que no terminás de entender", relató, y agregó que recién en junio pasado se enteró de que sus padres adoptivos no eran sus padres biológicos, "con una serie de azares y circunstancias que signan toda búsqueda".

Aún no está claro cómo Hurban llegó siendo bebé a los brazos de sus padres adoptivos, pero representantes de organismos de derechos humanos aclararon que quienes lo criaron en la ciudad de Olavarría -a 350 kilómetros de Buenos Aires- no tenían relación con la dictadura militar.

"A partir de mi primera duda, todo se desencadenó muy rápido", dijo el nieto de Carlotto, y añadió que mientras buscaba su identidad se dijo en tono de broma: "Si vamos a ser nietos, vamos a ser nietos de Estela".

Según cálculos de Abuelas de Plaza de Mayo, aún hay casi 400 hijos de desaparecidos que desconocen su identidad. (Reporte de Nicolás Misculin; Editado por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below