25 de julio de 2014 / 12:06 / en 3 años

RPT-RESUMEN 1-Mediador caso deuda Argentina dice se acaba el tiempo para un acuerdo

(Repetición de nota transmitida la noche anterior. No altera texto)

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, 24 jul (Reuters) - Argentina y los acreedores holdout aún no se han reunido frente a frente, a pesar de una solicitud urgente realizada el jueves por el mediador designado por una corte de Estados Unidos para que inicien un diálogo directo, a menos de una semana de que el gobierno sudamericano enfrente el default de su deuda soberana.

"Los temas que separan a las partes siguen sin resolverse en este momento. El tiempo para que la república evite el default (30 de julio) es corto", dijo el mediador Daniel Pollack en un comunicado luego de tres horas de negociaciones.

"Después de hablar con ambas partes por separado, yo propuse e insté negociaciones cara a cara entre las partes. Los representantes de los tenedores de bonos se mostraron abiertos a negociaciones directas. Los representantes de la república rehusaron participar en un diálogo directo", dijo Pollack.

El martes, el juez de distrito de Estados Unidos Thomas Griesa ordenó que ambas partes se reúnan continuamente con el mediador en un esfuerzo por hallar una solución para desbloquear un pago de deuda del 30 de junio antes de que termine el período de gracia el 30 de julio.

La próxima reunión está fijada para las 10.00 a.m. (1400 GMT) del martes.

Argentina se enfrenta a un segundo default en 12 años si no llega a un acuerdo con los fondos de cobertura demandantes que exigieron el pago total de la deuda que poseen.

Una solución permitiría que se realice a tiempo el pago a los acreedores que participaron en dos reestructuraciones previas en 2005 y 2010, pero que fue bloqueado por una orden de Griesa.

El juez falló que Argentina debe pagar a los acreedores demandantes, que no participaron en los dos canjes que ofreció Buenos Aires, 1.330 millones de dólares más intereses.

Argentina teme violar una cláusula de los bonos reestructurados, conocida como derechos sobre futuras ofertas (RUFO), que le impide ofrecer voluntariamente mejores términos a otros inversores que los otorgados en las reestructuraciones.

En el 2002, el país incumplió el pago de obligaciones por unos 100.000 millones de dólares, al verse enfrentado a una difícil situación económica.

Los representantes del gobierno argentino incluyeron al secretario de Finanzas, Pablo López, a la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, y al subprocurador, Javier Pargament, así como al secretario legal y administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea.

El Ministerio de Economía de Argentina reiteró que necesita protección ante la cláusula RUFO, sin la que enfrenta decenas de millones de dólares en cobros, en un comunicado emitido en inglés en la tarde del jueves.

"Se mencionó que si los litigantes no proveen dichas garantías a la República, una prórroga sigue siendo la mejor opción para permitir que se avance hacia una solución en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables para el 100 por ciento de los acreedores", dijo el ministerio en el comunicado.

Los principales acreedores, NML Capital Ltd, un afiliado del fondo de cobertura Elliot Capital Management y Aurelius Capital Management, fueron representados por uno de sus abogados, Edward Friedman.

Ambas partes dejaron la oficina de Pollack cerca de las 15.30 p.m. hora local (1930 GMT) sin hacer comentarios.

NML expresó una opinión negativa de las negociaciones.

"Hoy (jueves) el Gobierno de Argentina dejó en claro que eligió incumplir la deuda la próxima semana", dijo un portavoz de NML en un comunicado.

NML dijo que está preparado para negociar con el equipo del Gobierno y "dispuesto a ser flexible para fraguar una solución. Argentina de nuevo se rehusó a negociar cualquier aspecto de la disputa".

"FICCIÓN ABSOLUTA"

Más temprano el jueves, el diario argentino La Nación dijo -citando fuentes oficiales sin identificar- que NML Capital Ltd pediría que se levante un bloqueo que impide al país pagar a los tenedores de bonos reestructurados, siempre y cuando deposite una suma de dinero en una cuenta custodia como muestra de que está dispuesto a un acuerdo.

El fallo judicial ordena a Argentina pagar a los acreedores que la demandaron al mismo tiempo que a los bonos reestructurados.

Sin embargo, Mark Brodsky, presidente de Aurelius Capital Management, dijo que "ese artículo es una ficción absoluta".

Los precios de la deuda argentina subieron en Nueva York impulsados por el artículo de La Nación, pero luego perdieron terreno tras los comentarios de Brodsky.

El Gobierno ha dicho que, para negociar con los fondos que califica de "buitres", deben primero dejarle pagar los bonos que fueron emitidos en dos reestructuraciones de deuda en las que la mayor parte de sus acreedores aceptaron canjear sus títulos en default a cambio de fuertes quitas.

Argentina también ha afirmado que no puede cerrar un acuerdo extrajudicial con los acreedores no reestructurados antes del 31 de diciembre, cuando vence una cláusula RUFO que le impide ofrecerles mejores términos que a los tenedores que ingresaron a los canjes. (Reporte adicional de Alejandro Lifschitz, Sarah Marsh y Richard Lough en Buenos Aires y Nate Raymond en Nueva York; Editado por Javier López de Lérida. LEA)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below