16 de julio de 2014 / 19:04 / hace 3 años

ACTUALIZA 2-Protestas sindicales ponen en jaque a sector agroexportador de Argentina

5 MIN. DE LECTURA

(Añade protesta de central sindical CGT y extensión de huelga de gremio URGARA, citas)

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 16 jul (Reuters) - Las protestas de trabajadores ligados a la exportación de granos amenazan con paralizar la actividad de los puertos de Argentina, que el miércoles ya estaban perjudicados por una huelga en reclamo de mejoras salariales a la que se sumará un nuevo paro de una poderosa central sindical de la región.

En medio de una elevada inflación, la tensión entre los trabajadores y las empresas del pujante sector agroexportador por los salarios es cada vez mayor y podría afectar los embarques de uno de los mayores proveedores mundiales de alimentos en un momento de fuerte actividad exportadora.

El miércoles comenzó una huelga de 24 horas de la Unión de Recibidores de Granos de la República Argentina (Urgara).

"Continuarán paralizados durante el jueves los embarques en diferentes puntos del país, entre ellos, los puertos bonaerenses de Quequén y Bahía Blanca, el puerto de Rosario, entre otros", señaló el sindicato en un comunicado.

Sin el trabajo de los recibidores, los granos -principalmente soja, el cultivo más importante del país- no pueden ingresar a puertos ni a acopios.

"Tenemos diferencias con los exportadores respecto de un convenio que regula el trabajo, pero también salariales. Los acuerdos alcanzados el año pasado han quedado totalmente desactualizados con la inflación", explicó a Reuters el secretario gremial de Urgara, Pablo Palacio.

Analistas particulares ubican la inflación anual en Argentina en torno al 30 por ciento.

A esta huelga se le suma otro paro de la Confederación General del Trabajo (CGT) de la localidad de San Lorenzo, en los suburbios del norte de Rosario, el principal polo agroindustrial y de donde sale el 80 por ciento de los embarques agrícolas del país.

La central sindical, que tiene bajo su paraguas a trabajadores tan relevantes como los estibadores, dijo en un comunicado que desde las 1800 hora local (2100 GMT) del miércoles llevará adelante "la paralización total y por tiempo indeterminado de todas las terminales portuarias de la región".

La medida de fuerza es en adhesión a los reclamos de trabajadores de distintas ramas laborales afiliados a la poderosa central.

Si bien las principales empresas agroexportadoras que operan en el país, como Bunge, Louis Dreyfus o Cargill, suelen contar con reservas de granos y derivados para exportar, la multiplicación de huelgas podría paralizar prácticamente todas las actividades de los puertos, donde se encuentran sus plantas procesadoras.

Además, es habitual que la protesta de un solo sindicato del área de Rosario afecte a los obreros de los demás gremios, que a veces se pliegan al reclamo por solidaridad o simplemente no pueden trabajar porque se encuentran con el ingreso a su empresa bloqueado por los trabajadores en huelga.

El viernes pasado, el gremio de dueños de camiones de Argentina anunció una huelga por tiempo indefinido a partir del 21 de julio, que paralizaría el ingreso de granos a los puertos. En este caso el reclamo es por una mejora en la tarifa del transporte, que es pagada por los productores y los acopios de granos.

El personal de aduana agremiado en Supara advirtió que realizará paros parciales el 24, 25 y 31 de julio y el 1 de agosto, en un reclamo salarial que afectará la actividad de las terminales agrícolas.

Además, los marineros del sindicato Somu amenazan con una protesta a partir del jueves, que impediría el movimiento de buques.

"Todas, en caso de efectuarse, pueden afectar al sector, con pérdidas económicas y, si se extienden las medidas, individualmente o superpuestas, por más de una semana, cortan el ingreso de divisas" al país, destacó una fuente del sector agroexportador que prefirió que no se revelara su identidad.

Con la cosecha de soja y maíz del ciclo 2013/14 de Argentina casi terminada, miles de camiones repletos de granos llegan día a día a la zona portuaria de Rosario, desde donde se embarcan granos y subproductos de soja por más de 20.000 millones de dólares al año.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja y el tercero de porotos de la oleaginosa y de maíz. (Reporte adicional de Maximiliano Rizzi, Editado por Gabriel Burin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below