14 de julio de 2014 / 0:43 / hace 3 años

ANALISIS-MUNDIAL-Fortaleza de Alemania le da el premio mayor en la Copa

4 MIN. DE LECTURA

Por Simon Evans

RÍO DE JANEIRO, 13 jul (Reuters) - La impresionante fortaleza de Alemania probó ser el factor decisivo en su victoria 1-0 en tiempo extra sobre Argentina en la final de la Copa del Mundo el domingo, cuando Lionel Messi no pudo darle el broche de oro al torneo de la "albiceleste".

Fue un sustituto, Mario Götze, quien anotó el tanto decisivo de Alemania tras ingresar por Miroslav Klose, mientras que en Argentina, con Messi no estando a la altura de su mejor fútbol, ninguno de los otros goleadores pudo compensar la falta de definición de su mayor astro.

El fútbol internacional se ha convertido en un juego de 14 hombres, más todavía cuando el tiempo extra lleva el partido a dos horas, y fue la banca de Alemania la que le dio a su equipo la potencia adicional para quedarse con la victoria.

Argentina llegó al torneo descrita ampliamente como una selección con un poderoso ataque y una cuestionable defensa, pero en el mes en Brasil y, en particular, en la final, mostraron ser exactamente lo opuesto.

La defensa argentina una vez más tuvo un juego sólido y disciplinado, no concedió ningún gol en los 90 minutos de los partidos después de superar la zona de grupos, pero un ataque con ocho goles en siete partidos quedó al debe.

La mitad de esos goles fueron obra de Messi, pero el delantero sólo pudo marcar en los partidos del Grupo F.

Alemania, sin embargo, tuvo en todo su equipo la posibilidad de barajar opciones y cuando los sustitutos fueron llamados por el técnico Joachim Löw para ingresar a la cancha en la final, hicieron la diferencia.

Los problemas de Löw el domingo comenzaron antes del inicio del partido cuando su clave mediocampista Sami Khedira sufrió una lesión muscular durante el calentamiento y tuvo que salir de la oncena titular.

Si hay algún jugador difícil de reemplazar en el centro del campo es el jugador del Real Madrid, quien le da apoyo defensivo a Bastian Schweinsteiger mientras muestra la calma e inteligencia para complementar a los que están a su lado.

Löw lo reemplazó con Christoph Kramer, un mediocampista más defensivo, y sorprendentemente el jugador de 23 años pasó al ataque en los primeros momentos del partido.

Rol Distinto

Incluso con la inexperiencia del jugador del Borussia Mönchengladbach, quien sólo tuvo su debut internacional en mayo, en un rol distinto, el mediocampista había hecho el trabajo encomendado por el técnico hasta otro contratiempo para Löw, cuando Kramer tuvo que también abandonar el campo a los 31 minutos por una conmoción cerebral.

Otros equipos podrían haberse desmoralizado con esa mala suerte pero con André Schürrle ingresando por Kramer y Mesut Ozil tomando un rol más protagónico, Alemania se adaptó bien.

Casi faltando siete minutos para que el partido se fuera a la ronda de penales, dos sustitutos alemanes se unieron para generar el gol del triunfo, otro ejemplo más en el torneo donde jugadores que venían del banco de suplentes anotan tantos vitales.

Schürrle avanzó por el costado izquierdo y envió un centro para que Götze controlara el balón con el pecho y anotara de volea ante la salida del arquero argentino Sergio Romero. (Editado por Manuel Farías)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below