ANALISIS-MUNDIAL-Abatido Brasil, sin motivos para ser optimista

sábado 12 de julio de 2014 21:15 ART
 

Por Brian Homewood

RIO DE JANEIRO, 12 jul (Reuters) - El entrenador de la selección brasileña de fútbol, Luiz Felipe Scolari, esperaba dar un mensaje optimista a los seguidores del equipo el sábado en el partido por el tercer puesto del Mundial, pero la decepcionante actuación de sus dirigidos en la derrota 3-0 ante Holanda produjo exactamente lo contrario.

Los errores defensivos de Brasil volvieron a aparecer para que el equipo se encontrara 2-0 abajo en el marcador en menos de 20 minutos de juego, pero los problemas fueron evidentes en todos los sectores del campo.

Sin el lesionado Neymar, su único jugador de clase mundial, Brasil se mostró confundido en el mediocampo e ineficaz en ataque, carente de cualquier tipo de repentización o creatividad.

Incluso teniendo en cuenta la posibilidad de que la selección brasileña continuara impactada por la humillante derrota 7-1 ante Alemania en semifinales el martes, la deslucida actuación fue alarmante para un equipo que siempre había tenido talento, más allá de sus tácticas.

La dócil manera en que Brasil se rindió frente a un equipo holandés que no había convertido en sus últimos dos partidos, incluyendo dos períodos de tiempo extra, fue algo extraordinario dada la rica historia de su fútbol.

La defensa se desmoronó una vez más ante cualquier intento de presión del rival.

El zaguero central y capitán Thiago Silva, cuyo regreso tras una suspensión se suponía iba a darle solidez a la última línea, cometió un penal y fue amonestado tras apenas 90 segundos por una falta contra Arjen Robben cuando éste se encaminaba hacia el arco, concediendo a Holanda una rápida ventaja.

Otro error grave siguió a esa jugada, cuando David Luiz intentó rechazar la pelota pero cabeceó hacia el medio del área y Daley Blind recibió sin marca para convertir el segundo gol.   Continuación...