PREVIA-MUNDIAL-Brasil, obligado a ganar un partido que Holanda ni siquiera quiere jugar

viernes 11 de julio de 2014 10:00 ART
 

Por Iain Rogers

BRASILIA, 10 jul (Reuters) - Después de la completa humillación sufrida ante Alemania, la selección brasileña de fútbol no tiene otra opción que ganar el sábado ante Holanda por el tercer puesto del Mundial si pretende aminorar al menos parte de la desolación que afecta a los anfitriones del torneo.

La increíble goleada 7-1 sufrida por Brasil frente a Alemania en semifinales puso fin al sueño de los locales de ganar un sexto título mundial -y el primero en su propio suelo- y dejó al país sumido en la desesperanza.

Todavía hay una posibilidad, atroz para muchos brasileños, de que las cosas empeoren si su clásico rival Argentina gana la final del domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Aunque un tercer lugar sería un consuelo ínfimo para muchos, el partido en el estadio Mané Garrincha de Brasilia es uno que la selección brasileña, y su criticado entrenador Luiz Felipe Scolari, deben tomar con mucha seriedad.

En contraste, el técnico de Holanda, Louis van Gaal, cuyo equipo excedió las expectativas de muchos al llegar a semifinales, ha dicho que el partido por el tercer puesto es inútil y que aumentará la presión sobre el anfitrión.

Atacado fuertemente en los medios locales tras el partido con Alemania, Scolari describió a la derrota en la semifinal como el peor día de su vida. Ahora se espera que él y su cuerpo técnico den un paso al costado después del torneo, más allá del resultado ante Holanda.

"Tenemos un compromiso con la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) hasta el final del Mundial", declaró el entrenador. "Después de eso vamos a conversar con la dirección de la CBF".

Scolari trató de ver el lado positivo.   Continuación...