MUNDIAL-Mística de Neymar no salva a Brasil de la humillación

martes 8 de julio de 2014 21:53 ART
 

Por Luis Ampuero

BELO HORIZONTE, Brasil, 8 jul (Reuters) - No bastaron las miles de máscaras con su foto en las tribunas del estadio Mineirao, ni la camiseta 10 con su nombre que el capitán David Luiz sostuvo bien en alto antes del partido.

Invocar el espíritu de Neymar no salvó el martes a Brasil de ser eliminado 7-1 por Alemania en las semifinales del Mundial en la peor catástrofe de su historia futbolística.

Condenado a ver el partido por televisión tras sufrir una fractura en una vértebra en los cuartos de final ante Colombia, Neymar alentó a sus compañeros a través de Facebook antes del partido contra Alemania.

Privados del talentoso delantero del Barcelona, Brasil había promovido entre su hinchada el lema "Eu acredito", apelando a la mística de la selección pentacampeona.

Pero la fe se esfumó cuando Alemania perforó cuatro veces la red del arquero Júlio César en sólo 10 minutos del primer tiempo, convirtiendo el partido en el martes negro del fútbol brasileño.

El gol del honor anotado por el mediocampista Oscar a los 90 minutos fue gritado, más que festejado, por una hinchada que no podía digerir lo que estaba viendo.

A esa altura muchos habían tirado sus máscaras del Neymar al piso y se habían marchado del Mineirao.

Por las pantallas del estadio corrían las lágrimas de David Luiz y sus compañeros, abatidos en el césped por el peso de la historia que en Brasil no perdona. (Escrito por Esteban Israel)