MUNDIAL-Colombia da tarde libre a empleados públicos para que vean clave partido ante Brasil

jueves 3 de julio de 2014 18:30 ART
 

BOGOTA, 3 jul (Reuters) - El Gobierno de Colombia determinó dar la tarde libre a más de 500.000 funcionarios públicos para que vean este viernes el partido de su selección de fútbol contra Brasil por los cuartos de final del Mundial, una medida que se extenderá a millones de empleados del sector privado.

La selección colombiana de fútbol enfrentará al equipo anfitrión en busca de un cupo a las semifinales del Mundial, en un decisivo partido que mantiene en suspenso a la mayoría de los 47 millones habitantes del país sudamericano.

"Vamos a modificar los horarios para que todos puedan ver el partido", dijo el presidente Juan Manuel Santos, quien viajará a Brasil para ver el duelo ante Brasil y apoyar al equipo que dirige el técnico argentino José Pekerman.

"Solamente aquellos servicios especiales, la parte de seguridad y salud, tendrán que mantener la gente trabajando, pero en términos generales los funcionarios podrán disfrutar y apoyar la selección desde sus respectivas casas o donde quieran ver el partido", precisó el mandatario.

Aunque la medida beneficia en principio a los empleados del Gobierno Nacional, los alcaldes y gobernadores también decretaron la tarde cívica para permitir que sus funcionarios apoyen a la selección y disfruten el partido.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), anunció que sus afiliados buscaron alternativas, de acuerdo a su respectiva actividad productiva, para que sus empleados puedan ver el juego.

"Entre las opciones propuestas por las compañías para que sus funcionarios se unan a esta fiesta nacional se encuentran horarios flexibles, jornada continua previo a la trasmisión del juego o reposición de las horas que no se van a laborar", dijo a periodistas el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master.

El partido entre Colombia y Brasil se jugará en el estadio Arena Castelao de Fortaleza a partir de las 2000 GMT. (Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Manuel Farías)