2 de julio de 2014 / 23:24 / hace 3 años

MUNDIAL-Hinchas en EEUU se contagian de la fiebre del fútbol

Por Daniel Wallis

2 jul (Reuters) - Hinchas estadounidenses de fútbol se agolparon usando los colores de su bandera en estadios y frente a pantallas gigantes el martes para ver el partido de su selección por octavos de final del Mundial, en el que Estados Unidos cayó ante Bélgica en el tiempo extra.

El buen desempeño de la selección estadounidense en Brasil encendió pasiones en un país en el que el fútbol no es muy popular, pero donde se organizaron fiestas gratuitas para ver el encuentro de costa a costa mientras los hinchas llenaban bares y restaurantes.

Los belgas marcaron dos veces en el tiempo extra y parecía que habían sellado el partido cuando los estadounidenses, entre los menos favoritos para avanzar en el torneo, anotaron un gol tardío. Pero el tiempo se acabó y el equipo perdió 2-1.

“Bélgica mereció ganar, pero estoy enojadísima”, dijo Christina Psomopoulos, una estudiante de secundaria de 17 años que vio el partido en el Parque Bryant de Nueva York y tenía dos banderas estadounidenses pintadas en su rostro.

En una demostración de la fiebre del Mundial en un área con más frecuencia obsesionadas con otro tipo de fútbol, unos 2.000 hinchas se presentaron una hora antes del partido en el estadio de los Dallas Cowboys, del fútbol americano, en Arlington, Texas, para ver el encuentro en una de las pantallas gigantes más grandes del mundo.

Una enorme multitud usando los colores de la bandera -rojo, azul y blanco- cantó “¡U-S-A! ¡U-S-A!” durante todo el juego, aunque el aliento no dio resultado.

Más de 10.000 hinchas también asistieron al Soldier Field, estadio de los Osos de Chicago, y muchos se prepararon para el partido en picnics en el estacionamiento del recinto.

Karl Epson, de 25 años, y su novia Becky Oliver, de 23, condujeron un par de horas desde el área de Bloomington, Illinois, porque dijeron que querían ser parte de la historia.

“Esperé toda mi vida por este momento. Es tan maravilloso estar finalmente aquí”, dijo Epson, vistiendo una camiseta de la selección nacional.

Judi McRae, una maestra del área de Seattle, dijo que la derrota del martes era dura pero que había sido una increíble experiencia de ver.

“Ojalá hubiéramos ganado, pero creo que el hecho de que Estados Unidos llegó tan lejos será grandioso para toda la comunidad futbolística”, comentó.

Bélgica deberá enfrentarse a Argentina en los cuartos de final el sábado.

Podría haber sido totalmente diferente: el suplente estadounidense Chris Wondolowski se perdió una gloriosa oportunidad en los últimos segundos del tiempo reglamentario para sellar la victoria. Los hinchas se lamentaron al unísono en todo el país.

En el repleto bar Campus Lounge en Denver, todos se pusieron de pie para entonar el himno estadounidense antes del pitazo inicial.

“He visto muchos eventos deportivos en muchos lugares y nunca vi algo como esto”, dijo el propietario y ex jugador de hockey sobre hielo de los Chicago Blackhawks Jim Wiste. “Es bueno para la comunidad”, afirmó. (Reporte de Daniel Wallis en Denver, información adicional de Lisa Maria Garza en Arlington, Texas, Curtis Skinner en Nueva York, Nick Carey en Chicago, y Jimmy Lovaas en Seattle, editado en español por Patricia Avila)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below