MUNDIAL-Jackson Martínez dice Colombia sólo piensa en Uruguay, va paso a paso por hazaña

miércoles 25 de junio de 2014 23:09 ART
 

SAO PAULO, 25 jun (Reuters) - La selección colombiana tiene un duro partido contra Uruguay por los octavos de final de la Copa del Mundo y su motivación está a tope debido al apoyo de sus hinchas, lo que podría ser decisivo en su campaña en Brasil, dijo el miércoles el delantero Jackson Martínez.

Colombia, que regresó a una Copa Mundo después de 16 años, enfrentará el sábado a Uruguay en octavos de final en busca de una hazaña que le permita superar el logro del Mundial de Italia 1990, en el que fue eliminada en la misma instancia por Camerún.

"El equipo tiene una motivación enorme y creo que la gente ha sido parte importante en todo lo que ha pasado. Hemos sentido un apoyo inmenso, no sólo de colombianos sino también de brasileros", declaró el delantero del Porto del Portugal, quien marcó el martes dos goles en la victoria de Colombia 4-1 sobre Japón.

"Tenemos que ir paso a paso, no podemos pensar en cuartos cuando tenemos un partido importante contra Uruguay en octavos, que definirá lo que este grupo ha venido buscando", agregó el atacante de 27 años.

En la eliminatoria sudamericana, Colombia derrotó 4-0 a Uruguay en Barranquilla, pero perdió 2-0 como visitante en Montevideo.

La selección colombiana avanzó a los octavos de final como primera del Grupo C con 9 puntos, mientras que Uruguay clasificó segunda del Grupo D con 6 unidades.

La presencia del delantero uruguayo Luis Suárez, en el centro de una tormenta por haber mordido el martes a un jugador italiano, parece estar en duda para el partido contra Colombia y el miércoles no asistió a un entrenamiento de la "celeste".

La FIFA abrió un procedimiento disciplinario contra el jugador del Liverpool, suspendido dos veces por morder a rivales en la liga holandesa y la inglesa.

Uruguay enfrentará a Colombia en el estadio de Maracaná de Río de Janeiro y la baja de Suárez sería un duro golpe para la "celeste". (Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Ricardo Figueroa)