MUNDIAL-Costa Rica es un rival de cuidado, por algo ganó el "Grupo de la muerte": DT Grecia

martes 24 de junio de 2014 21:53 ART
 

Por Elzio Barreto

FORTALEZA, Brasil, 24 jun (Reuters) - La selección griega, que clasificó el martes a octavos de final con un gol de penal en el final, debe tener mucho cuidado con Costa Rica, que emergió como sorpresivo ganador del Grupo D tras ganarle a dos ex campeones del mundo y empatar con otro, dijo el entrenador Fernando Santos.

Grecia logró un agónico triunfo 2-1 ante Costa de Marfil para escoltar a Colombia en el Grupo C y ahora se las verá con los "ticos", el equipo revelación del Mundial.

"Costa Rica pasó de ronda en un grupo que era calificado como el 'de la muerte'", sostuvo Santos. "Era considerado uno de los equipos más débiles y ganaron su zona. Si un equipo gana su grupo significa que es muy fuerte".

Costa Rica ganó el Grupo D tras derrotar 3-1 a Uruguay, 1-0 a Italia y empatar 0-0 con Inglaterra.

Para el partido del domingo en Recife, Grecia no podrá contar con el mediocampista Panagiotis Kone, quien el martes sufrió una lesión muscular y tuvo que abandonar el campo de juego.

El arquero Orestis Karnezis también fue reemplazado ante el conjunto africano pero estará recuperado para el fin de semana, destacó el entrenador.

"Kone no va a jugar, pero quien lo reemplace lo hará bien", dijo Santos.

El entrenador, quien hace un tiempo fumaba un cigarrillo tras otro en el banco de suplentes, dijo que celebrará la clasificación con algunos pequeños placeres. "Ya fumé dos cigarrillos hoy, pero voy a tomar un poco de vino y fumar un poco más".

El equipo griego estuvo a segundos de la eliminación, pero finalmente pasó de ronda con cuatro puntos y solamente dos goles a favor, ambos convertidos el martes. Esta es la primera clasificación de Grecia a octavos de final en tres Mundiales.

"En los primeros partidos no utilizamos nuestra principal arma, que es mantenernos concentrados. Hoy sí y el mejor equipo ganó", destacó. (Escrito por Karolos Grohmann; Editado en español por Javier Leira)