Petrolera argentina YPF dice que sus activos no son embargables por acreedores del país

sábado 21 de junio de 2014 20:29 ART
 

BUENOS AIRES, 21 jun (Reuters) - La petrolera argentina YPF, controlada por el Estado, dijo el sábado que al ser una empresa "independiente" sus activos no pueden ser "embargables" por fondos de cobertura que le ganaron al país sudamericano un millonario juicio por bonos soberanos impagos.

A inicios de la semana, la Corte Suprema de Estados Unidos informó que decidió no revisar el caso argentino y habilitó a los fondos favorecidos por la demanda a averiguar por patrimonio de Argentina eventualmente embargable si no se realiza el pago de unos 1.330 millones de dólares.

"YPF es una empresa independiente y gobernada como tal, según la legislación vigente. Sus activos no pertenecen a la República Argentina y, por ende, no son embargables, por acreedores de la República Argentina", dijo la petrolera a Reuters.

Los tenedores de deuda impaga son liderados por NML Capital Ltd., una unidad de Elliott Management Corp., y por Aurelius Capital Management.

El Gobierno argentino dijo que si cumple con el pago a los acreedores que no aceptaron las reestructuraciones de deuda de 2005 y 2010 permitiría reclamos similares por 15.000 millones de dólares, un monto que asegura que no puede pagar.

La petrolera YPF es la empresa más grande de Argentina. En el 2012 fue nacionalizada por ley, lo que llevó un largo proceso con su entonces controlante, la española Repsol , la que termina de ser compensada por los argentinos con unos 5.000 millones de dólares tras largas negociaciones.

Argentina necesita encontrar rápido una solución a su tema judicial pendiente con los fondos de cobertura, ya que a fin de mes tiene vencimientos de deuda reestructurada y parte de esos pagos podrían ser confiscados en Estados Unidos, lo que la deja al borde de un nuevo incumplimiento financiero.

Por ello, la presidenta argentina Cristina Fernández anunció el viernes que su Gobierno está dispuesto a negociar con todos sus acreedores, incluidos fondos en Estados Unidos que no reestructuraron su deuda, pero en las mismas condiciones que aquellos que aceptaron canjes después de una masiva cesación de pagos por unos 100.000 millones de dólares en 2001-2002.

Fernández dijo que se le pedirá al juez de distrito de Nueva York Thomas Griesa, quien lleva el caso desde hace más de una década, que "genere condiciones de negociación justas".

Los canjes de deuda fueron aceptados por el 92,4 por ciento de los acreedores. (Reporte de Jorge Otaola. Editado por Rodrigo Charme)