ANALISIS-MUNDIAL-Costa Rica puede seguir sorprendiendo en Brasil

viernes 20 de junio de 2014 18:06 ART
 

Por Simon Evans

20 jun (Reuters) - La clasificación de Costa Rica a la segunda ronda de la Copa del Mundo sin duda puede ser considerada una sorpresa, pero nada en la forma en que venció a Italia 1-0 el viernes sugiere que esto sea algo afortunado o inmerecido.

Con Inglaterra fuera de carrera, Italia y Uruguay disputarán la otra plaza del Grupo D para acceder a octavos de final tras la impresionante demostración de clase y confianza de los centroamericanos.

No se esperaba hablar de Christian Bolaños, Bryan Ruiz o Junior Díaz al momento de hacer un resumen sobre los jugadores más destacados del grupo en la primera ronda, pero estos costarricenses han logrado destacar por sobre nombres como el del italiano Andrea Pirlo o el inglés Wayne Rooney.

Bolaños, Ruiz y Díaz fueron clave en el triunfo de Costa Rica ante los tetracampeones del mundo en Recife, una victoria que da crédito al trabajo de su astuto entrenador, el colombiano Jorge Luis Pinto.

Después de vencer 3-1 a Uruguay, también con cierto grado de comodidad, Costa Rica clasificó con un partido por jugar y un empate ante Inglaterra le asegurará la primera plaza del grupo.

Si avanza en el primer lugar, Costa Rica realmente puede considerarse con opciones de avanzar a cuartos de final de un Mundial por primera vez en su historia, ya que se medirá ante el segundo del Grupo C, que lidera la ya clasificada Colombia con seis puntos seguida de Costa de Marfil con tres y Japón y Grecia con uno.

El rendimiento de los "Ticos" es aún más impresionante si se considera que antes del torneo perdió por lesión al delantero Alvaro Saborío, lo que se sumó a la ausencia del lateral Bryan Oviedo, quien sufrió una doble fractura en enero que le impidió estar con sus compañeros en Brasil.

Pinto debió trabajar duro para suplir estas bajas sensibles, pero sus jugadores han respondido a un cambio de esquema impuesto por el técnico y han sido tremendamente eficaces frente al arco rival.   Continuación...