MUNDIAL-Argentino Di María, un "fideo" hecho de acero

viernes 20 de junio de 2014 16:37 ART
 

Por Rex Gowar

CUIABA, 20 jun (Reuters) - Se podría pensar que arrebatarle el balón al enjuto futbolista de la selección argentina Angel Di María puede ser fácil, pero el "Fideo" está hecho de acero.

El extremo de la "albiceleste", que juega su segunda Copa del Mundo, ha logrado salir adelante tras vivir múltiples dificultades y espera que ese temple adquirido pueda ayudar a Argentina a ganar su tercer título mundial.

Argentina debutó en el Grupo F el domingo en el Día del Padre, cuando Di María seguramente tenía en su mente a su hija de poco más de un año, que sobrevivió sin secuelas a un nacimiento prematuro.

Hace menos de 14 meses, la joven familia Di María pasó por el traumático nacimiento de Mia tres meses antes de lo programado, y posteriormente por un periodo de dos meses en donde la pequeña luchó para mantenerse con vida.

Pero esta tenacidad mostrada por su hija le ayudó al argentino en la cancha, donde el panorama no era el mejor en su club, el Real Madrid.

Di María se vio envuelto en enero en una polémica con los hinchas de su equipo tras realizar un gesto obsceno hacia la tribuna, tras ser pifiado por la afición del Santiago Bernabéu al momento en que era reemplazado.

En ese momento, sus días en el club español parecían contados, especialmente por la llegada del extremo galés Gareth Bale. Sin embargo, Di María habló en la cancha y meses después fue clave para que su equipo ganara la Copa del Rey y posteriormente la Liga de Campeones.

"Mi hija me enseñó que todo se puede, a saber que lo más difícil a veces se puede convertir en algo fácil, en que el esfuerzo de uno puede tener recompensa", dijo Di María en una entrevista a fines de mayo con el diario deportivo español Marca.   Continuación...