RPT-ANALISIS-Inversores en deuda argentina podrían dejar que la ley opere para llegar a acuerdo

miércoles 18 de junio de 2014 08:55 ART
 

(Repite nota enviada en la noche del martes, texto sin cambios)

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, 17 jun (Reuters) - La posibilidad de que Argentina finalmente cierre su cesación de pagos de 100.000 millones de dólares de hace 12 años dependerá más de maniobras políticas y legales, de un juez motivado y de la fatiga de los inversores, ahora que perdió una larga batalla con los acreedores "holdouts" en las cortes de Estados Unidos.

Negociar un nuevo acuerdo con los acreedores que no accedieron a las reestructuraciones de 2005 y 2010, quienes han peleado por sus derechos en los tribunales, podría violar una provisión redactada específicamente para evitar que cualquiera reciba un mejor acuerdo que quienes aceptaron los canjes.

"La mayoría de la gente no va a hacer nada al respecto porque una vez que el asunto se resuelva es probable que el mercado repunte", dijo, en referencia al valor de los bonos, Varun Gosain, gerente de cartera en Constellation Capital Management de Nueva York, que tiene inversiones en activos argentinos y participó en las reestructuraciones.

"Pero así como hay una pequeña cantidad de personas que siguió después de los términos iniciales de reestructuración, habrá un pequeño grupo de personas que reclamarán tras esto", dijo Gosain, refiriéndose a cualquier trato que se negocie.

Los tenedores de bonos reestructurados tienen cerca de 24.000 millones de dólares de deuda que están en peligro de caer en una cesación de pagos técnica.

La Corte Suprema de Estados Unidos no quiso escuchar la apelación de Argentina que buscaba revocar la orden de pagar 1.330 millones de dólares a los tenedores de deuda soberana, generando confusión en Buenos Aires sobre qué puede hacer el país ahora que ya no tiene más alternativas legales.

La presidenta Cristina Fernández prometió en la noche del lunes que Argentina no caería nuevamente en cesación de pagos de su deuda y que encontraría una forma de pagar a los acreedores de deuda reestructurada, el 93 por ciento de los inversores que aceptaron los enormes descuentos sobre sus bonos soberanos argentinos.   Continuación...