MUNDIAL-Dos hinchas argentinos, arrestados por supuestos insultos racistas

lunes 16 de junio de 2014 20:07 ART
 

RIO DE JANEIRO, 16 jun (Reuters) - Dos hinchas argentinos fueron arrestados por realizar supuestos cánticos racistas contra brasileños en el estadio Maracaná en Río de Janeiro el domingo, dijo la policía local.

Medios locales informaron que los hinchas hicieron gestos de monos y llamaron a los seguidores brasileños "macacos" durante el encuentro en que Argentina derrotó 2-1 a Bosnia por el Grupo F de la Copa del Mundo.

Los arrestos se producen meses después de que el futbolista brasileño del Barcelona de España Dani Alves causara una tormenta mediática al comerse una banana lanzada hacia él por un seguidor del Villarreal en un encuentro entre ambos equipos.

"Dos turistas argentinos presuntamente lanzaron insultos racistas a brasileños. Fueron llevados a la estación de policía donde fueron entrevistados y dejados en libertad. La investigación sigue en curso", dijo la policía civil de Río de Janeiro en un comunicado enviado a Reuters.

El diario local Estadao informó que un adulto mayor brasileño y su hijo reportaron los insultos a la policía militar que se encontraba fuera del estadio.

La policía sospecha que los argentinos habrían formado parte de un pequeño grupo de hinchas que se coló en el estadio tras escalar una muralla, un momento capturado por un video de Globo.

Existe una reconocida rivalidad entre Brasil y Argentina, las dos potencias futbolísticas de Sudamérica.

Brasil había dicho previamente que intensificaría la seguridad dentro y fuera de los estadios donde juega Argentina.

El domingo, el Ministerio de Justicia de Brasil dijo que bloqueó el acceso a la Copa del Mundo de cinco hinchas argentinos con un historial de violencia. Un "barrabrava" también fue deportado poco después de haber arribado a Sao Paulo la semana pasada.

Ambos países están dentro de los grandes favoritos para quedarse con la Copa del Mundo y muchos esperan que se enfrenten en la final el 13 de julio en el Maracaná. (Reporte de Stephen Eisenhammer, editado por Manuel Farías)