MUNDIAL-Thiago Silva lamenta alto número de goles en la Copa: "Para un zaguero no es bueno"

lunes 16 de junio de 2014 19:23 ART
 

Por Eduardo Simões

FORTALEZA, Brasil, 16 jun (Reuters) - El capitán de la selección brasileña de fútbol, Thiago Silva, dijo el lunes que el Mundial podría ser considerado hasta el momento la "Copa de las Copas" por el gran número de goles marcados, pero como zaguero lamentó el exceso de anotaciones.

"Comentaba con mis amigos que esta es la Copa de las Copas para al que le gustan los goles, para quien que es admirador del fútbol, creo que esta es la Copa. Eso ya se está demostrando en términos de goles, pero para un zaguero no es bueno", comentó.

En los 12 primeros partidos del Mundial, el promedio de goles es de 3,4 por juego. Entre ellos, se dieron dos grandes goleadas: Holanda venció por 5-1 a España y Alemania derrotó 4-0 a Portugal.

El primer empate se dio recién el lunes, un 0-0 entre Irán y Nigeria. Y varios marcadores se dieron vuelta, asegurando que la emoción prosiga entre el público.

"Eso es parte del fútbol. Trabajamos bien durante la semana, principalmente en la parte táctica del sector defensivo, para que se puedan neutralizar las principales jugadas de nuestro adversario", dijo el capitán del "scratch", expresando confianza de que el ataque de Brasil mantendrá alto el promedio de goles en el Mundial.

"En consecuencia, si neutralizamos esas jugadas, en la delantera tenemos jugadores capacitados para hacer los goles", agregó.

Hasta ahora, Neymar es el goleador de Brasil en el torneo, con dos goles marcados en la victoria por 3-1 sobre Croacia, seguido de Oscar, que convirtió el último tanto del anfitrión en su debut.

Contra México, el martes en Fortaleza, otros jugadores como Fred, goleador de la Copa Confederaciones del año pasado, podrían sumarse a esa lista.

El término "Copa de las Copas" fue utilizado inicialmente por la presidenta Dilma Rousseff para describir el Mundial de Brasil, a pesar de las críticas por los atrasos en las obras relacionadas con el torneo. (Editado en español por Patricia Avila)