MUNDIAL-Brasileños demoran en sumarse a su propia fiesta

miércoles 11 de junio de 2014 15:43 ART
 

Por Asher Levine y Esteban Israel

SAO PAULO, 11 jun (Reuters) - Después de haber invitado al mundo a su fiesta y gastar miles de millones de dólares para montar el espectáculo, de pronto Brasil parece reacio a bailar.

El torneo de fútbol que se extenderá por un mes arranca el jueves en el que muchos consideran el hogar espiritual del deporte, pero el estado de ánimo en las calles es tenue.

Las demoras en la construcción y modernización de los estadios, aeropuertos y otras obras de infraestructura, combinadas con la ira por los más de 11.300 millones de dólares gastados, han alimentado las protestas que estallaron con violencia el año pasado y redujeron el entusiasmo incluso de los hinchas más acérrimos.

Las denuncias de corrupción en el organismo rector del fútbol mundial, la FIFA, tampoco han ayudado.

Los brasileños dicen que encontrarán la exuberancia característica aparecerá cuando el balón comience a rodar. Por ahora, sin embargo, muchos de los aficionados extranjeros que llegan al país conocido por el carnaval, la samba y el fútbol están decepcionados.

"Es muy difícil encontrar actividades para nosotros, los hinchas", dijo Vedran Lesic, parte de un grupo de aficionados croatas que paseaba por Sao Paulo vestido con los colores rojo y blanco de su selección.

"Solo queremos un poco de diversión y nos resulta difícil encontrarla", agregó.

Los visitantes más festivos terminaron creando su propio entretenimiento, portando sus banderas por la ciudad, bebiendo en las calles y cantando juntos mientras los locales los miran sorprendidos.   Continuación...