Vicepresidente argentino declara ante la justicia en causa por corrupción

lunes 9 de junio de 2014 10:06 ART
 

BUENOS AIRES, 9 jun (Reuters) - El vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, será interrogado este lunes por un juez federal que investiga si participó en la compra irregular de una compañía que imprime papel moneda para el Estado.

La comparecencia, pautada para las 11.00 horas (1400 GMT), marcará la primera vez en la historia reciente del país sudamericano que un alto miembro del Poder Ejecutivo en funciones es citado por la justicia como imputado.

La causa judicial ha ocupado durante más de dos años la primera plana de las publicaciones críticas de la presidenta Cristina Fernández, golpeando su popularidad.

La investigación se centra en si Boudou utilizó sus influencias para ayudar a la compañía impresora Ciccone a salir de la quiebra en el 2010, cuando era ministro de Economía, y luego la adquirió a través de un misterioso fondo de inversión llamado The Old Fund.

El vicepresidente, que además ocupa la presidencia de la Cámara de Senadores, no fue acusado formalmente en el caso. El funcionario ha asegurado que es inocente y que es víctima de una campaña mediática en su contra.

Por su calidad de vicepresidente, Boudou podría ser juzgado pero no detenido, a menos que sea destituido por el Congreso. Esto es poco probable, dado que ambas cámaras están controladas por el oficialismo.

El juez federal Ariel Lijo citó al vicepresidente para este lunes luego de que Boudou pidiera adelantar su comparecencia pautada para el 15 de julio, cuando podría estar ejerciendo la presidencia por un viaje al exterior de Fernández.

Lijo sostuvo en su resolución que Boudou habría aprovechado su condición de funcionario público para, junto con otro socio, comprar Ciccone "con el fin último de contratar con el Estado Nacional la impresión de billetes".

En medio del escándalo, el Gobierno expropió en el 2012 Ciccone, ahora rebautizada como Compañía de Valores Sudamericana, por considerar de utilidad pública la confección de billetes. La oposición ha dicho que la nacionalización buscó destruir pruebas del caso.

Dirigentes opositores han pedido a Fernández que aparte a Boudou de la vicepresidencia de la Nación, que asumió en diciembre del 2011 cuando la presidenta comenzó su segundo mandato, hasta que se aclare el rol del funcionario en la transferencia de Ciccone.

Fernández no se ha expresado sobre el requerimiento, mientras que Boudou ha rechazado dar un paso al costado. (Reporte de Alejandro Lifschitz,; editado por Gabriel Burin/Nicolás Misculin)