Huelga de autobuses complica el día a miles en Río de Janeiro a casi un mes del Mundial

jueves 8 de mayo de 2014 14:49 ART
 

RIO DE JANEIRO, 8 mayo (Reuters) - Miles de pasajeros en todo Río de Janeiro tuvieron que hacer largas filas y enfrentar difíciles desplazamientos el jueves, debido a un paro de autobuses y actos de vandalismo que perturbaron la jornada laboral de la segunda ciudad más grande de Brasil.

La huelga reavivó las preocupaciones por los servicios y el orden público a un mes de que Río y otras 11 ciudades brasileñas acojan el Mundial de fútbol.

Además, se produce dos semanas después de la muerte de un bailarín en un tiroteo policial que generó disturbios en una favela cercana al distrito turístico más popular de la ciudad.

Por la tarde, el consorcio de empresas privadas que opera la red municipal de autobuses de Río dijo que más de 300 de sus vehículos habían sufrido actos de vandalismo, muchos de ellos en los suburbios del oeste de Río.

Solo el 30 por ciento de la flota de buses de la ciudad se encontraba en servicio.

Los problemas con el transporte municipal son algo común en Brasil y también una fuente regular de frustración.

El año pasado, un aumento de tarifas en varias ciudades contribuyó a avivar enormes protestas en todo el país -el más grande de Latinoamérica- por el mal estado de los servicios públicos y la falta de inversión.

Los manifestantes comparaban los miles de millones de dólares que ha gastado Brasil en la organización del Mundial y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, con el deplorable estado de la infraestructura del país y sus servicios de salud y educación. (Reporte de Paulo Prada Traducido por Damián Pérez; Editado en español por Javier López de Lérida)