6 de mayo de 2014 / 13:33 / hace 3 años

MUNDIAL-Ecuador busca solidez más allá de la altura de Quito

QUITO, 6 mayo (Reuters) - Un rápido vistazo a la fase de clasificación de Ecuador al Mundial parece llevar a la conclusión obvia de que su mayor fortaleza está en los partidos jugados en casa, en la altura de Quito.

Ecuador, considerado como el más débil de los seis representantes de Sudamérica en el Mundial, ganó siete juegos y empató uno en el estadio Atahualpa de Quito, ubicado a 2.800 sobre el nivel del mar donde juega de local por eliminatorias. Como visitante, en tanto, sumó sólo tres empates y cinco derrotas.

El entrenador Reinaldo Rueda, sin embargo, ha subrayado que Ecuador es mucho más que una selección con fortuna geográfica.

"Ecuador clasificó porque tenemos buenos jugadores que trabajan bien, no por la altitud", dijo.

La nación andina nunca había jugado una Copa del Mundo hasta el 2002, pero de ahí en adelante ha clasificado a tres de los últimos cuatro torneos.

En las tres ocasiones ha sido dirigida por entrenadores de la vecina Colombia: Hernán Darío Gómez en 2002, Luis Fernando Suárez 2006 y ahora Rueda.

Esta vez, Ecuador se sobrepuso a la tragedia que provocó la sorpresiva muerte de su goleador Christian Benítez, quien falleció de un ataque al corazón en Qatar, donde jugaba.

El delantero de 27 años murió en julio del 2013, poco más de un mes después de jugar un partido de clasificación por Ecuador como visitante ante Perú, que resultó ser su último encuentro vistiendo la camiseta de su país.

"Christian siempre estará en nuestros corazones y nuestras mentes, donde quiera que vayamos", dijo el capitán Antonio Valencia después asegurar la clasificación a Brasil.

FORTALEZA POR LAS BANDAS

La mayor fortaleza de Ecuador está en las bandas, con el extremo del Manchester United Valencia por la derecha y el también veloz Jefferson Montero, del Monarcas Morelia de México, por la izquierda.

Montero deleitó al público ecuatoriano en un duelo de eliminatorias ante Paraguay, donde anotó dos goles y creó otro en una victoria 4-1 en el Atahualpa.

"Es el tipo de jugador que a los espectadores les encanta ver porque juega como un niño de la calle: atrevido, que elude a los rivales", dijo Rueda a Reuters en una entrevista reciente.

"Si mejora algunas pequeñas cosas será un gran jugador", agregó.

Cristian Noboa es el equilibrio que une a los dos extremos en el corazón del centro del campo, mientras que Segundo Castillo proporciona seguridad en el bloque defensivo.

El papel de Castillo podría ser crucial, ya que Ecuador ha demostrado que tiene una defensa frágil.

En la década pasada Ecuador tuvo una gran dupla de centrales compuesta por Iván Hurtado y Giovanny Espinoza, que sumaron más de 200 duelos internacionales entre ambos.

Pero ellos ya no están en la selección y Ecuador no ha podido reemplazarlos. La situación ha empeorado desde que Frickson Erazo, uno de sus zagueros titulares, fue traspasado al Flamengo de Brasil, donde no ha podido brillar.

Las vulnerabilidades de Ecuador quedaron expuestas en un amistoso jugado el año pasado ante una Alemania llena de suplentes, donde recibió cuatro goles en los primeros 25 minutos. Si bien se recuperó posteriormente con dos tantos, la imagen que dejó fue preocupante.

Los sudamericanos nuevamente fueron sorprendidos en marzo por Australia, cuando concedieron tres goles tempraneros en un amistoso jugado en Londres antes de recuperarse para ganar 4-3.

Sin embargo, en una Copa del Mundo, estas desconcentraciones defensivas seguramente sellarán una temprana eliminación. (Reporte de Brian Homewood. Editado por Rodrigo Charme y Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below