MUNDIAL-Francia quiere dejar atrás su pasado oscuro y volver a brillar

martes 6 de mayo de 2014 10:30 ART
 

Por Julien Pretot

PARIS, 6 mayo (Reuters) - Cuatro años después de haber padecido la vergüenza en Sudáfrica, la selección francesa de fútbol recuperó la credibilidad y puede contemplar de modo realista la idea de dar un gran golpe en el Mundial que comienza dentro de pocas semanas.

En el 2010, los jugadores de Francia hicieron una huelga en apoyo a Nicolas Anelka, quien había sido separado del plantel por insultar al entrenador Raymond Domenech en pleno Mundial. Posteriormente, el equipo quedó eliminado en primera ronda.

Laurent Blanc asumió como técnico y llevó al equipo a los cuartos de final de la Eurocopa 2012, pero los problemas fuera de la cancha reaparecieron y los futbolistas franceses fueron criticados por su comportamiento infantil.

No obstante, el nuevo entrenador Didier Deschamps tardó menos de dos años en transformar el plantel y su imagen.

"Pueden llegar lejos", dijo el ex delantero francés Youri Djorkaeff, campeón del mundo en 1998. "Ganar el Mundial puede ser complicado, pero creo que han recuperado el entusiasmo, el deseo, la estabilidad, y eso puede ayudarlos a superar la fase de grupos y desafiar a los mejores equipos".

Francia, que compartirá el Grupo E con Suiza, Honduras y Ecuador, debería ganar la zona. Desde 1998, el errático equipo galo llegó a la final en el 2006 pero no ganó en 2002 y 2010.

Si el patrón se repite, Francia debería llegar a la final en esta edición, aunque una presencia en semifinales sería un objetivo más probable.

  Continuación...