Demora de permisos ambientales frena inversiones petroleras por 2.500 mln dlrs en Perú: gremio

martes 22 de abril de 2014 15:12 ART
 

LIMA, 22 abr (Reuters) - La demora en la aprobación de permisos ambientales para explotar petróleo en Perú ha frenado inversiones por unos 2.500 millones de dólares, en momentos en que la producción ha caído a niveles históricos, dijo el martes el gremio de empresas del sector.

Unos 32 contratos de explotación petrolera están parados por "fuerza mayor" debido principalmente a trabas burocráticas para la aprobación de estudios de impacto ambiental y otras seis licencias fueron canceladas por las propias compañías ante estas demoras para la explotación del crudo, precisó el grupo.

"Es una situación que preocupa y tenemos que evitar", dijo la presidenta de la privada Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH), Beatriz Merino, en una conferencia de prensa.

Entre los lotes parados por "fuerza mayor" figuran algunos de la argentina Pluspetrol, de la petrolera BPZ basada en Estados Unidos, de la colombiana Ecopetrol y la surcoreana KNOC y la española Repsol, según el gremio.

La producción de petróleo de Perú, que ascendía a más de 150.000 barriles por día hace tres décadas, cayó a casi 63.000 barriles de crudo por día el año pasado, un panorama difícil para un país que requiere satisfacer una fuerte demanda de energía y mantener su fuerte crecimiento económico.

Actualmente, Perú tiene otorgados a firmas privadas 50 contratos de exploración de petróleo y gas y 24 contratos de explotación, que enfrentan además resistencia de comunidades que rechazan esos planes por temor a la contaminación del medio ambiente.

Merino afirmó que la situación ha desincentivado la inversión para la explotación de crudo en Perú, pese a que las reservas de petróleo han aumentado en los últimos años.

El Gobierno del presidente Ollanta Humala está trabajando en una paquete de medidas para impulsar las inversiones en el sector, entre ellas la posibilidad de eximir del estudio de impacto ambiental a algunas exploraciones petroleras, tal como lo pide el gremio de firmas privadas en el país.

El tema de impacto ambiental en la explotación de los recursos naturales es muy sensible y muchas comunidades de indígenas aledañas a campos de petróleo han advertido que este tipo de exoneraciones podrían encender nuevos conflictos.

A inicios de marzo, el Gobierno anunció que planea lanzar en el primer semestre del año la oferta de seis lotes petroleros de su cuenca en el Océano Pacífico y otras 26 áreas de crudo en la selva del país podrían subastarse a fines de este año. (Reporte de Marco Aquino. Editado por Mónica Vargas)