MUNDIAL-Cahill sigue siendo un amuleto para la humilde Australia

lunes 5 de mayo de 2014 10:30 ART
 

Por Nick Mulvenney

SIDNEY, 5 mayo (Reuters) - Tim Cahill hace olvidar su pequeña estatura con la capacidad para cabecear ante rivales más altos y la selección australiana espera que, de la misma manera, ayude al equipo a batallar contra rivales de mayor nivel en el Mundial, al que los "Socceroos" llegan con pocas posibilidades de pasar de ronda.

El mediocampista ofensivo jugará su tercera Copa del Mundo, pero Australia llegará al torneo como la selección con menos posibilidades de avanzar en el Grupo B, uno de los más complicados de la primera ronda y que también integran España, Holanda y Chile.

A los 34 años, Cahill está concluyendo su carrera en los Red Bulls de Nueva York pero sigue siendo un amuleto para su país y el más prolífico goleador de la selección australiana.

Cuando Ange Postecoglou fue nombrado como entrenador y asumió el compromiso de dar una oportunidad a la nueva generación de jugadores australianos, nadie pensó que Cahill estaría entre los integrantes de la vieja guardia que pasaría a retiro.

Dos goles en un amistoso contra Ecuador disputado en marzo en Londres lo convirtieron en el máximo goleador de su país con 31 tantos en 67 partidos, una hazaña que quedó eclipsada cuando los sudamericanos dieron vuelta una desventaja de tres goles para imponerse 4-3.

Su cuenta goleadora es impresionante para un mediocampista, y eso sin tener en cuenta que muchos de sus tantos han sido de gran importancia para el equipo.

En el debut de Australia en el Mundial 2006 -su primera aparición en el torneo en 32 años- Cahill ingresó como suplente en el segundo tiempo y anotó dos goles en la victoria de su equipo 3-1 sobre Japón.

Su segunda campaña en el 2010 no comenzó tan bien, ya que la tarjeta roja que recibió en un encuentro contra Alemania hizo que se perdiera el segundo compromiso ante Ghana. Cuando retornó, anotó en el triunfo 2-1 ante Croacia, como no podía ser de otra manera,   Continuación...