MUNDIAL-Bradley personifica el espíritu combativo de la selección de EEUU

miércoles 7 de mayo de 2014 10:30 ART
 

Por Julian Linden

7 mayo (Reuters) - Cada equipo tiene un jugador que encarna su espíritu. Para Estados Unidos, ese futbolista es sin duda Michael Bradley.

El mediocampista de 26 años es el corazón y el alma de un equipo que ha sobresalido a nivel internacional por años pero que aún quiere más.

Convocado más de 80 veces, Bradley se ha convertido en la figura central de los planes de la selección para el Mundial, ordenando el mediocampo con obstinada determinación.

Bajo el técnico Jürgen Klinsmann, Bradley se ha transformado de mediocampista defensivo a creador de juego, combinando su sentido táctico y técnico para un mejor efecto.

"Me he convertido en un jugador más completo, en todo sentido", dijo Bradley a Reuters tras empezar a trabajar con Klinsmann. "Me ha ayudado a crecer como jugador y estoy feliz con el progreso que he hecho. Creo que aún hay mucho margen para crecer".

Bradley debutó a nivel internacional en el 2006, cuando era un adolescente, y aunque no quedó en la selección de Estados Unidos para el Mundial de ese año, no pasó mucho tiempo antes de que consolidara su lugar en el equipo.

Al año siguiente ayudó a su país a ganar la Copa de Oro de la CONCACAF, pero no pudo estar en la final por haber sido expulsado en semifinales.

Su estilo combativo también le costó un lugar en la final de la Copa Confederaciones del 2009 ya que vio la tarjeta roja en la victoria en semifinales sobre España, que se ganó al enfrentar al árbitro, llevándose una amonestación adicional.   Continuación...