17 de abril de 2014 / 19:13 / en 3 años

Iglesia debe estar abierta a enfermos y personas sin hogar, dice el Papa

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 17 abr (Reuters) - El Papa Francisco dijo al comienzo de cuatro días de actividades que la Iglesia Católica debe ser siempre un refugio para los necesitados y luego lavó los pies de 12 personas discapacitadas en una tradicional ceremonia del Jueves Santo.

En la mañana, Francisco, quien regularmente insta a los sacerdotes a dejar de lado los bienes materiales o el deseo de escalar la jerarquía clerical, encabezó dos servicios en la jornada que los cristianos conmemoran la fundación del sacerdocio por Jesús.

Bajo el esplendor de la Basílica de San Pedro, el Papa celebró una “Santa Misa Crismal” durante la cual él y otros sacerdotes renovaron los votos que tomaron el día de su ordenación y bendijo los ungüentos que serán usados en sacramentos durante el año.

En la misa, a la que asistieron unas 10.000 personas y fue acompañada por un coro pontificio, el Papa se refirió en su sermón a la necesidad de que los sacerdotes vivan una vida simple y humilde.

Describió a la Iglesia como una “casa de puertas abiertas, refugio de pecadores, hogar para los que viven en la calle, casa de bondad para los enfermos, campamento para los jóvenes, aula para la catequesis de los pequeños de primera comunión”.

El Jueves Santo conmemora el día en que según los católicos Jesús fundó el sacerdocio en la Ultima Cena con sus apóstoles, antes de ser traicionado y arrestado en vísperas de su crucifixión.

HUMILDAD

En la tarde, el pontífice nacido en Argentina se trasladó a un centro de rehabilitación manejado por la Iglesia en las afueras de Roma para un servicio en el que lavó y besó los pies de 12 personas enfermas y discapacitadas, conmemorando el gesto de humildad de Jesús hacia sus apóstoles la noche antes de morir.

Las 12 personas tenían entre 16 y 86 años e incluían cuatro mujeres y un musulmán de 75 años, Hamed, empresario libio que sufrió graves lesiones cerebrales en accidente de tránsito.

Francisco dio un simple y corto discurso a los participantes, algunos de los cuales temblaban en sus sillas de ruedas. “En este momento en nuestros corazones, pensemos en el otro (...) y cómo podemos ayudarnos unos a otros”, dijo el Papa en la moderna capilla de la institución.

Los Papas anteriores siempre realizaron la ceremonia en la Basílica de San Pedro en el Vaticano o en la Basílica de San Juan de Letrán en Roma y sólo incluían a 12 hombres católicos -usualmente sacerdotes- en el servicio.

Pero Francisco, continuando una tradición que comenzó cuando era arzobispo de Buenos Aires, realiza la ceremonia en barrios pobres con gente común como una señal de su deseo de que la Iglesia esté más cerca de los enfermos y necesitados.

El año pasado, llevó a cabo la ceremonia en una cárcel juvenil y lavó y besó los pies de mujeres y musulmanes detenidos allí, la primera vez que un Papa tiene un gesto semejante, lo que generó críticas de los católicos ultratradicionalistas.

El viernes y el sábado, el Papa hará tres misas antes del Domingo de Pascua, cuando dará su bendición y mensaje “Urbi et Orbi”.

El domingo 27 de abril, Francisco canonizará al Papa Juan Pablo II, quien estuvo al frente de la Iglesia entre 1978 y 2005, y al Papa Juan XXIII, pontífice de 1958 a 1963 y quien convocó el Segundo Concilio Vaticano, una histórica reunión que modernizó a la Iglesia.

Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below