MUNDIAL-Figura paterna y juego ofensivo de DT Susic alimentan esperanzas de Bosnia

miércoles 7 de mayo de 2014 10:30 ART
 

Por Zoran Milosavljevic

7 mayo (Reuters) - El ex delantero de Yugoslavia Safet Susic tuvo que lidiar con altas expectativas cuando asumió como técnico de la selección de Bosnia en diciembre del 2009, y su tendencia a fomentar un fútbol ofensivo fue recompensada con la clasificación al Mundial.

El entrenador de 59 años, que como futbolista marcó 21 goles en 54 partidos con la selección de Yugoslavia -incluyendo las apariciones en los Mundiales de 1982 y 1990-, sucedió al admirado Miroslav Blazevic, que llevó a Croacia a las semifinales de Francia 1998 y a Bosnia al repechaje para Sudáfrica 2010.

Susic, un talentoso y veloz delantero con grandes habilidades y buena visión de juego, le inculcó la misma filosofía a sus jugadores, lo que le ganó elogios de muchos de sus ex compañeros de equipo en Yugoslavia, y de algunos rivales.

"Si hay que ubicar a Susic entre los mejores de la historia, hay que ponerlo al menos entre los primeros 40", dijo el ex delantero Gerd Müller, campeón mundial con Alemania en 1974.

El macedonio Darko Pancev, que jugó con Susic para Yugoslavia en el Mundial 1990, agregó: "Para mí, él es insuperable y el mejor que tuvo Yugoslavia. Sus centros era increíbles y a veces me llegaban sin que yo me diera cuenta. Un jugador maravilloso".

Bosnia brilló bajo el mando de Susic en las eliminatorias al Mundial, anotando 30 goles en 10 partidos para ganar su grupo. Dieciocho de esos tantos fueron obra de la letal dupla de ataque que forman Edin Dzeko y Vedad Ibisevic.

Aunque Susic es popularmente reconocido por su buen sentido del humor y su afecto para con los jugadores, no teme disentir con sus dirigidos. Así lo demostró cuando enfrentó al goleador Dzeko por un desacuerdo tras una derrota 2-0 ante Egipto en un amistoso disputado en marzo.

Ante la queja de Dzeko por haber jugado los 90 minutos y sus críticas por la omisión de su amigo Senijad Ibricic en la alineación, Susic declaró en conferencia de prensa que nadie era más importante que el equipo y dejó en claro que el delantero tenía que ganarse su lugar en el plantel mundialista.   Continuación...