RPT-Fuertes lluvias afectan a soja de Argentina, pero clima seco volverá en horas

martes 8 de abril de 2014 11:45 ART
 

(Repite para llegar a más suscriptores)

BUENOS AIRES, 8 abr (Reuters) - Intensas lluvias y tormentas golpearon a la región agrícola de Argentina en las últimas 24 horas, luego de un fin de semana de abundantes precipitaciones, lo que disparó las preocupaciones por la soja, aunque un experto destacó el martes que el clima seco retornará en el corto plazo y los daños serán menores.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja y alcanzaría una cosecha récord de 54 millones de toneladas en la campaña 2013/14, según el Ministerio de Agricultura.

Sin embargo, las lluvias recientes hicieron temer a muchos un recorte en los pronósticos, debido a la merma de rendimientos que se prevé que en algunos lotes sufra la soja, cuya cosecha se inició recientemente y se vio demorada por las precipitaciones.

Las fuertes lluvias cayeron en "todo el centro-sur de Santa Fe, el noreste de Buenos Aires y el sur de Entre Ríos", en el corazón agrícola del país, señaló a Reuters Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada.

"Pero desde el jueves de la semana pasada no hay sitio de la región pampeana que no haya recibido menos de 100 milímetros", añadió el especialista.

Tras un comienzo de la temporada 2013/14 con una sequía, las copiosas lluvias empezaron a mitad de enero y trajeron alivio a los productores de soja y maíz -los dos principales cultivos del país-, aunque con el paso de las semanas despertaron temores en distintas regiones.

La recolección de los dos cultivos se vio demorada por el clima húmedo en las últimas semanas, ya que, más allá del grado de humedad que tienen los granos, las máquinas agrícolas no pueden trabajar en los lotes con demasiada agua y a veces ni siquiera pueden acceder a los campos por el mal estado de los caminos rurales.

Sin embargo, las zonas más perjudicadas en los últimos días no son importantes productoras de la oleaginosa, como el noreste de Córdoba y el centro-oeste de Santa Fe, un área dedicada especialmente a la producción de leche, donde hay más de 70.000 hectáreas inundadas.

"Para la soja esto ha sido complicado, pero no creo que se haya perdido tanto a gran escala. Si siguiera el tiempo húmedo, la situación sería grave. Pero está previsto tiempo más típicamente otoñal, con sol y viento", dijo Heinzenknecht.

"Vamos a tener una mejora muy rápida, en poco tiempo va a salir el sol y va a bajar la temperatura. Entre jueves y viernes ya se va a poder empezar a trabajar en la mayor parte de los campos y se espera entre una semana y 10 días de buen tiempo", añadió. (Reporte de Nicolás Misculin)