Industria argentina de biodiésel dice impuesto a exportación golpea el negocio

lunes 7 de abril de 2014 15:17 ART
 

BUENOS AIRES, 7 abr (Reuters) - La industria de biodiésel de Argentina dijo el lunes que el impuesto a la exportación que fija el Gobierno es demasiado alto y está golpeando al sector, cuya actividad seguiría cayendo este año luego de que las ventas al importante mercado europeo se paralizaran por una medida antidumping.

La nación sudamericana era el mayor exportador del biocombustible -elaborado a partir de aceite de soja, el cultivo estrella del país- hasta que en noviembre la Unión Europea (UE) decidió aplicar un arancel promedio de 24,6 por ciento a las compras del biodiésel argentino.

"Las principales empresas productoras y exportadoras de biodiésel funcionan con una elevada capacidad ociosa o directamente se encuentran paralizadas", señaló la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) en un comunicado difundido el lunes.

La entidad destacó que el sector está funcionando solamente al 60 por ciento de su capacidad.

"Los altos niveles de las alícuotas de derechos de exportación dificultan significativamente la posibilidad de realizar ventas al exterior y la búsqueda de nuevos mercados", añadió la entidad, que se quejó también de la imprevisibilidad que tiene la tasa, que se fija recién al momento del embarque.

El sector afirma que al problema que generan los impuestos a la exportación -que en marzo llegaron al 27,6 por ciento- se suma la demora en la actualización del precio oficial del combustible en el mercado doméstico, que es al que están obligados a vender las empresas productoras.

"Se prevé un derrumbe aún mayor en el 2014", dijo la entidad, que nuclea a firmas de escala como Bunge, Cargill y Louis Dreyfus.

De acuerdo con Carbio, los envíos al exterior de biodiésel del país pasaron de 1,7 millones de toneladas a 1,1 millones en los últimos dos años, principalmente por el cierre del mercado europeo, en una medida considerada "injusta" y "proteccionista" por la industria argentina.

El Gobierno argentino ha presentado quejas ante la Organización Mundial de Comercio y solicitado una investigación de las medidas europeas antidumping, que según la cámara causaron pérdidas de más de 1.000 millones de dólares para el sector en el 2013.

Carbio ha pronosticado que las exportaciones argentinas de biodiésel caerían hasta un 39 por ciento interanual en 2014, a 700.000 toneladas, mientras que la producción del biocombustible bajaría un 11,5 por ciento interanual, a 1,8 millones de toneladas.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite de soja y un importante proveedor internacional de granos y alimentos. (Reporte de Maximiliano Rizzi,; editado por Nicolás Misculin/Javier Leira)