17 de marzo de 2014 / 22:14 / hace 3 años

FUTBOL-Ministro brasileño no cree que protestas detengan el Mundial

Por Keith Weir

LONDRES, 17 mar (Reuters) - El ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, dijo el lunes que es poco probable que las protestas masivas contra la desigualdad interrumpan el desarrollo del próximo Mundial de fútbol.

Durante un discurso en Londres, Rebelo agregó que los delitos son una amenaza mayor que el terrorismo para los fanáticos que viajarán al país sudamericano para presenciar el torneo que comenzará en junio.

Cientos de miles de personas salieron a las calles durante la Copa Confederaciones el año pasado para protestar contra el gasto público por el Mundial y por una inversión insuficiente en servicios públicos como el transporte, la salud y la educación.

Hay temores a que las protestas se reanuden en grandes ciudades durante la competencia, pero Rebelo dijo que no hay sindicato, grupo religioso u organización social buscando fomentar el descontento.

"Protestar es un derecho, pero la destrucción y las amenazas a la vida no son una protesta y deben ser combatidas", agregó.

"Todos sabemos que Brasil es un país desigual. El fútbol no es responsable de la desigualdad en Brasil", dijo Rebelo en una conferencia en el King College de Londres.

El año pasado, diferentes grupos de protesta utilizaron las redes sociales para coordinarse. Rebelo dijo que podrían haber interrumpido la Copa Confederaciones -un ensayo para el Mundial- si hubiesen querido.

CARRERA CONTRA EL TIEMPO

Brasil corre contra reloj para terminar las obras en estadios, aeropuertos, infraestructura de comunicaciones y sistemas de transporte antes de la apertura del torneo el 12 de junio.

Aunque podrían ser preocupaciones comunes de un gran evento deportivo, los preparativos en Brasil se han visto plagados de demoras y controversias, y cinco de las doce sedes designadas incumplieron el plazo de entrega límite fijado por la FIFA el 31 de diciembre.

"Tendremos los estadios listos", ratificó el lunes Rebelo.

Las altas tasas de delito de Brasil son otra preocupación, y el ministro brindó mínimas garantías al respecto. "El país estará preparado para recibir a los turistas, las delegaciones con todo el cuidado necesario", dijo el ministro.

El funcionario también desestimó la amenaza de un ataque terrorista, pero dijo que los visitantes deberán ser cautelosos con los delitos callejeros.

"Existe el delito común... la policía, el Ejército, todas (las medidas) se están tomando", dijo. (Reporte adicional de Angus MacSwan; traducido por Nadia López, editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below