Cancilleres Unasur abogarán por diálogo en Venezuela, rechazan violencia: ministro chileno

miércoles 12 de marzo de 2014 13:46 ART
 

SANTIAGO, 12 mar (Reuters) - Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) abogarán el miércoles por el diálogo en Venezuela como salida a la violencia que sacude actualmente al país, pero condenarán acciones contra el Gobierno legítimamente constituido, dijo el miércoles el jefe de la diplomacia chilena.

Los funcionarios se reunirán el miércoles por la tarde en Santiago para escuchar al canciller venezolano, Elías Jaua, y emitir una declaración conjunta del organismo sobre las fuertes tensiones que han dejado al menos 22 muertos y cientos de heridos en las últimas semanas.

"Vamos a estar a favor de la protección, de la promoción de los derechos humanos, pero al mismo tiempo no podemos aceptar movilizaciones violentas que buscan derrocar a un Gobierno legítimamente constituido", dijo a periodistas el recién asumido canciller chileno, Heraldo Muñoz.

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusa a la oposición de sembrar el caos para derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados en la región.

"Lo que se tiene que buscar es la concordia, es el consenso, es un clima de entendimiento en Venezuela y esa es la disposición con la que vamos a la reunión", agregó.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo el martes en medio de los actos por la toma de poder de su homóloga chilena, Michelle Bachelet, que la Unasur debería crear una comisión para trabajar como interlocutor y tratar de solucionar la crisis venezolana.

El encuentro de cancilleres se decidió tras fracasar el intento de Caracas de convocar a una reunión extraordinaria de jefes de Estado del organismo.

Maduro rechazó recientemente cualquier mediación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y rompió relaciones con Panamá por solicitar una reunión de esa instancia para debatir la situación.

Venezuela está fuertemente polarizada entre quienes defienden el legado socialista del fallecido presidente Hugo Chávez y los que dicen que él y su heredero, Maduro, despilfarraron la riqueza del país y hundieron su economía.

La rica nación petrolera tiene una inflación del 56 por ciento anual, sufre escasez de productos básicos como la leche y padece alarmantes índices de violencia. (Reporte de Fabián Andrés Cambero, editado por Manuel Farías/Lucila Sigal)