Enfermedades podrían reducir hasta 20 pct rendimiento de soja Argentina

jueves 13 de marzo de 2014 15:54 ART
 

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 13 mar (Reuters) - Las enfermedades que afectan a la soja del ciclo 2013/14, tras las abundantes lluvias que hubo en Argentina desde enero, podrían golpear los rendimientos del principal cultivo del país hasta en un 20 por ciento, señaló el jueves un experto del organismo fitosanitario del Gobierno.

Aunque fueron muy favorables para los cultivos tras un inicio de temporada marcado por una larga sequía, las precipitaciones que comenzaron en la segunda mitad de enero también trajeron aparejada una serie de enfermedades que golpearon a la soja y al maíz del país, el tercer exportador mundial de los dos granos.

"En el caso de que no se realice un manejo adecuado y se presente una alta presencia de enfermedades, los rendimientos pueden afectarse hasta un 20 por ciento aproximadamente", dijo Nicolás Auñon, analista de la Dirección de Vigilancia y Monitoreo del organismo sanitario Senasa.

"En este año se dieron abundantes y frecuentes lluvias que coincidieron con el estado R3-R5 (de desarrollo de la planta), y se sabe que hay una correlación entre las lluvias en este período y la severidad de las enfermedades de fin de ciclo en la soja", aseguró a Reuters.

El estadio R3-R5 abarca la constitución de las vainas de la soja y el inicio de la formación de las semillas. La soja de la campaña 2013/2014 fue sembrada entre octubre y febrero, y está cerca de comenzar el grueso de la cosecha.

Aunque son una grave preocupación para los productores, los expertos consideran que las enfermedades no impedirán que el país alcance una producción récord de soja de 54,5 millones de toneladas, principalmente gracias a la amplia área dedicada a la oleaginosa y a los beneficios de las lluvias, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Incluso, varios especialistas en clima vaticinan un período de clima seco que beneficiaría a la soja y al maíz en el corto plazo tras las lluvias superiores a las habituales que hubo en enero y febrero.

Pero "esto no quiere decir que haya que descuidar las enfermedades, porque éstas podrían bajar significativamente el rendimiento potencial", destacó Auñon.   Continuación...