ENTREVISTA-FUTBOL-Gobierno Brasil se prepara para contener protestas violentas en el Mundial

viernes 14 de febrero de 2014 20:32 ART
 

Por Jeferson Ribeiro y Anthony Boadle

BRASILIA, 14 feb (Reuters) - Brasil se prepara para un Mundial con protestas menores pero más violentas que las que se vivieron durante la Copa Confederaciones del año pasado, dijo el titular de la Secretaría Extraordinaria de Seguridad para Grandes Eventos (Sesge), Andrei Augusto Passos Rodrigues.

El funcionario, que encabeza los esfuerzos del Gobierno para coordinar los órganos de seguridad federales y estatales y de otras áreas esenciales para la realización del Mundial, dijo que la Sesge trabaja sobre ese escenario más violento, un nuevo perfil de protestas que termina alejando a las personas que tienen como objetivo manifestarse pacíficamente.

"En aquellas manifestaciones de junio (del 2013), la imagen era de una gran multitud, pacífica y ordenada, y al final pequeños grupos no sé por qué razones cometían actos de barbarie y vandalismo", dijo Rodrigues en una entrevista con Reuters.

"Hoy ese escenario cambió. Lo que nosotros percibimos en las últimas manifestaciones es un grupo muy reducido de manifestantes y, en su totalidad, una intensa mayoría de ese grupo violento", agregó el secretario de la Sesge.

El año pasado, un movimiento que nació contra el aumento de las tarifas de buses y terminó ampliando las demandas a mejores servicios públicos y un final a los actos de corrupción, culminó con un repudio hacia los gastos del Mundial, teniendo como principal foco los partidos de la Copa Confederaciones.

Las protestas muchas veces derivaron en enfrentamientos violentos entre policías y manifestantes, lo que asustaba a los hinchas en el acceso a los estadios, a pesar de contar con un operativo de seguridad reforzado.

Durante el Mundial que comienza en junio, cada estadio tendrá un perímetro de seguridad, en el que no se permitirán las protestas y que será protegido con cordones policiales.

Hasta el inicio del torneo, se prevé que el país invierta más de 1.100 millones de reales (unos 500 millones de dólares) en tareas de entrenamiento, construcción de centros integrados de control y compra de equipos para la seguridad pública.   Continuación...