Inflación en Uruguay alta, pero sin riesgo de descontrol: ministro

lunes 10 de febrero de 2014 12:02 ART
 

MONTEVIDEO, 10 feb (Reuters) - La estabilidad de precios en Uruguay requiere total atención de parte del Gobierno ya que la inflación está por encima de lo deseado, aunque la situación no implica riesgo de descontrol, dijo el lunes el ministro de Economía del país, Mario Bergara.

Las autoridades de Uruguay no han logrado ubicar la inflación dentro del rango meta oficial en los últimos tres años, y en enero, según el último dato disponible, la tasa a 12 meses subió a un 9,10 por ciento, muy por encima del 7 por ciento fijado como techo del objetivo.

"Una inflación en el entorno del 9 por ciento no es algo que nos deba dejar satisfechos ni mucho menos. Está sensiblemente por encima de lo que las autoridades y la sociedad desean en materia inflacionaria", dijo el funcionario a una radio. "Pero, de ninguna manera tenemos ninguna situación que implique un riesgo de descontrol", agregó.

Bergara, quien fuera presidente del Banco Central hasta fines de diciembre, cuando fue designado ministro de Economía en lugar de Fernando Lorenzo, dijo que "la estabilidad de precios es un factor que requiere suma atención".

El ministro dijo además que las medidas macroeconómicas que Uruguay aplica para contener el alza de los precios no logran los resultados deseados.

"En la base de la explicación de por qué la inflación está un poco alta y cuesta bajarla (hay) factores que tienen que ver con los precios internacionales de los productos que Uruguay comercia", dijo Bergara a la radio El Espectador.

El funcionario agregó que la mayor demanda desde mercados emergentes por productos que Uruguay exporta "hace que precios internacionales altos se trasladen rápidamente, con mecanismos realmente muy rápidos, a los precios" locales.

"Eso hace que las medidas macroeconómicas que uno procura hacer para que la inflación se retraiga, si bien siempre estas medidas llevan su tiempo para tener impactos, no sean del todo exitosas", añadió.

El Banco Central cambió a mediados del año pasado su política monetaria, desde un ancla en la tasa de interés de referencia a una fijación de objetivos de crecimiento del dinero que circula en la economía local.   Continuación...