23 de enero de 2014 / 15:13 / en 4 años

ACTUALIZA 2-Presidente uruguayo Mujica mediará en negociación entre Gobierno Colombia y FARC

* FARC y Gobierno Colombia siguen discusión en tema narcotráfico

* Guerrilla critica a Santos por recientes declaraciones en España

* Presidente Mujica quiere apoyar proceso de paz en Colombia (Amplía información, agrega citas en cierre de ciclo negociaciones)

MONTEVIDEO/LA HABANA, 23 ene (Reuters) - El presidente uruguayo, José Mujica, mediará en las negociaciones de paz que mantienen el Gobierno colombiano y los rebeldes de las FARC, según dijo el mandatario citado el jueves por un medio local.

El ex líder guerrillero de 78 años se reunirá con las partes la próxima semana en Cuba, desde donde hace más de un año se llevan adelante conversaciones para poner fin a la confrontación de casi medio siglo que ha cobrado más de 200.000 vidas.

“Me voy a quedar unos días después de la cumbre (de la CELAC). Y voy a hablar con el presidente (colombiano) Juan Manuel Santos y con las FARC”, dijo Mujica al semanario uruguayo Búsqueda.

Más tarde en La Habana, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) arremetieron en un comunicado contra el mandatario Juan Manuel Santos, quien realizó esta semana una visita a España.

Ambas partes cerraron el jueves un nuevo ciclo de conversaciones y se proponen retomar los diálogos en la capital cubana el 3 de febrero próximo, según trascendió.

Santos, quien está optando por la reelección, espera “llegar a unos acuerdos lo más pronto posible sin poner en riesgo la seguridad de los colombianos”, según dijo en el país europeo.

“Las recientes declaraciones de Juan Manuel Santos en Europa parecen más un delirio lleno de jactancias innecesarias que la expresión de una política coherente que brinde garantías para adelantar el proceso de paz”, dijo Iván Márquez, jefe del equipo negociador de la guerrilla al leer un comunicado.

La delegación del Gobierno colombiano, que encabeza el ex vicepresidente Humberto de La Calle, no emitió declaración. Ambas partes tampoco divulgaron esta vez el tradicional “comunicado conjunto”, que firman las partes previamente.

En un programa que llevan a la mesa de conversaciones, las FARC pidieron el jueves que se reconozcan y estimulen los usos ilícitos de cultivos de coca, marihuana y amapola con control del Estado, y además abogaron por la desmilitarización de las zonas agrícolas en el marco de la discusión en el tema del narcotráfico.

“MUY POSITIVO”: PARIS

El posible encuentro de Mujica con Santos y luego por separado con la guerrilla izquierdista podría darse durante la realización en La Habana de la cumbre anual de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) los días 28 y 29 de enero, con la asistencia de varios presidentes de la región y otros representantes de unos 33 países.

“Quiero seguir ayudando nuevamente y en concreto para que se acelere el proceso de negociación y sientan el aliento moral de que la causa en que están metidos merece sin duda alguna todo el respaldo”, explicó Mujica.

El mandatario uruguayo admitió en agosto pasado que se había reunido con algunos delegados de la guerrilla colombiana en La Habana durante una visita que realizó a Cuba.

Las FARC pusieron punto final la semana pasada a un cese de fuego unilateral.

El guerrillero Andrés París, miembro del equipo negociador de las FARC, dijo que sería un encuentro “muy positivo”, en alusión a una posible reunión con Mujica en La Habana.

“Veo interesante la motivación del presidente Mujica de participar en el esfuerzo de distintos países que en América Latina ya vienen acompañando como garantes y facilitadores del proceso de paz colombiano”, dijo París a Reuters.

Mujica, que estuvo en prisión durante 14 años antes y durante la última dictadura militar uruguaya por ser considerado una “amenaza subversiva”, ha reiterado en varias ocasiones su intención de acercar a ambas partes y ofreció a la capital uruguaya, Montevideo, como sede alternativa de negociación.

El Gobierno de Santos y las FARC llegaron a acuerdos parciales el año pasado para dar acceso a los campesinos pobres a la tierra y acerca de las garantías para la participación política del grupo insurgente.

Actualmente discuten el tema del narcotráfico, el tercero de una agenda de cinco puntos para poner fin a la violenta confrontación armada de más de 50 años en la nación sudamericana. (Por Felipe Llambías y Malena Castaldi, con reporte en La Habana de Nelson Acosta. Editado por Gabriela Donoso y Juana Casas; REUTERS NAB JIC GB/)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below