24 de enero de 2014 / 18:29 / hace 4 años

PREVIA-Cumbre CELAC, otro espaldarazo a Cuba tras décadas de aislamiento de EEUU

* Cumbre reúne en La Habana a líderes de 33 países América Latina y Caribe

* Vista de Insulza, primer contacto oficial de la OEA con Cuba desde 1962

* Cuba dice invitación OEA es sólo “cortesía diplomática”

Por Rosa Tania Valdés

LA HABANA, 24 ene (Reuters) - Cuba recibirá la próxima semana un nuevo espaldarazo en su disputa con Estados Unidos, cuando líderes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se reúnan en la isla para hablar de integración económica y otros desafíos.

Pero el verdadero mensaje a Washington será la presencia por primera vez en la isla de gobierno comunista del secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que Cuba fue expulsada en 1962 a instancias de Estados Unidos.

La visita del chileno José Miguel Insulza llega tras una serie de pequeños gestos de descongelamiento en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, como el apretón de manos entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro durante los funerales del líder sudafricano Nelson Mandela en diciembre.

Ocurre también en momentos en que Raúl Castro busca abrir espacios para la iniciativa privada, reducir el peso del Estado en la economía estilo soviético y relajar restricciones como la de viajar al extranjero.

Cuba quiere mantener las expectativas en el piso. Aunque Insulza aceptó la invitación cubana hace una semana, en la isla la prensa aún no ha dicho una palabra de su participación en la cumbre del 28 y 29 de enero.

“Cuba, como presidencia pro tempore de la CELAC, ha seguido la práctica de cortesía diplomática de invitar al Secretario General de la OEA”, dijo el canciller cubano, Bruno Rodríguez, a periodistas.

Pero aclaró que eso no significa que Cuba pretenda ingresar a la OEA. “La posición nacional de Cuba permanece invariable: No regresaremos a ella. Tiene una carga histórica negativa como instrumento de dominación de Estados Unidos”.

Algunos analistas, sin embargo, creen que el impacto es enorme.

“A nivel simbólico (...) culmina un proceso diplomático por el cual el sistema interamericano ha tenido que reconocer que Cuba es parte integrada a la política del hemisferio, guste o no en Washington”, dijo Arturo López-Levy, un experto en Cuba de la University of Denver.

“Ilustra también como Cuba, a pesar de su declarada animadversión a la OEA, está dispuesta a manejar pragmáticamente las responsabilidades asociadas a su reinserción regional”, añadió.

PROBLEMAS COMUNES, VISIONES DIFERENTES

La agenda de la cumbre de la CELAC incluye temas como la integración económica, el combate a la pobreza y la paz en la región.

Alrededor de la enorme mesa del centro de convenciones PABEXPO de La Habana estarán sentados líderes con diferentes visiones sobre esos temas como la presidenta brasileña Dilma Rousseff, el mexicano Enrique Peña Nieto, el colombiano Juan Manuel Santos, la argentina Cristina Fernández y el venezolano Nicolás Maduro.

Para predicar la integración con el ejemplo, Rousseff y Castro viajarán el lunes 45 kilómetros al oeste de La Habana para inaugurar el puerto de contenedores de Mariel, un proyecto de 900 millones financiado en gran medida por Brasil y clave para el desarrollo económico de la isla.

El viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno, dijo a la televisión estatal que la cumbre declararía su apoyo al diálogo de paz que el Gobierno de Colombia y los guerrilleros de las FARC sostienen desde hace más de un año en La Habana.

También está previsto que los líderes de la CELAC condenen el embargo económico que Estados Unidos aplica desde hace más de medio siglo contra Cuba y respalden el reclamo de Argentina sobre las islas Malvinas.

Creada a fines del 2011 por iniciativa del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, la CELAC fue concebida como contrapeso a lo que muchos perciben como décadas de influencia estadounidense en la OEA.

“Se ha convertido en la expresión simbólica contemporánea más importante de la solidaridad regional en oposición a Estados Unidos”, dijo Philip Brenner, un profesor de relaciones internacionales de la American University en Washington.

Para Cuba la cumbre es un evento importante. Las principales avenidas de La Habana fueron reparadas para recibir a los líderes de la CELAC y la seguridad ha sido redoblada en los hoteles y barrios donde se alojarán los visitantes.

Al final del encuentro, Costa Rica recibirá la presidencia pro tempore de la CELAC. (Reporte de Rosa Tania Valdés; Reporte adicional de Marc Frank y Nelson Acosta)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below