15 de enero de 2014 / 21:48 / hace 4 años

Oriente Medio enfrenta desafíos petroleros por esquisto y mayor demanda interna: BP

Por Alex Lawler y Stephen Eisenhammer

LONDRES, 15 ene (Reuters) - Los productores de petróleo de Oriente Medio enfrentan enormes desafíos en las próximas dos décadas, debido a un aumento de la demanda en los mercados domésticos de la región, mientras Rusia y Sudamérica se esfuerzan por repetir el auge explosivo del petróleo de esquisto en Estados Unidos.

La petrolera BP dijo en su influyente pronóstico anual emitido el miércoles que el uso de energía en Oriente Medio crecerá un 77 por ciento al 2035, duplicando el incremento en la producción, lo que significa que el crudo disponible para exportación bajará del 72 al 65 por ciento.

Esto podría presionar más los presupuestos de países como Arabia Saudita, que dependen de los ingresos por exportación de petróleo, al tiempo que el suministro de petróleo de esquisto y otras fuentes no convencionales cubrirán el grueso del aumento de la demanda global.

BP espera que Rusia y Sudamérica se unan a Estados Unidos en la explotación del petróleo de esquisto en las próximas dos décadas, lo que indica que el auge del recurso no convencional que ha transformado el mercado energético estadounidense puede, en algún punto, repetirse en otros países.

"Con el tiempo, el segundo más grande será Rusia, después Sudamérica y, en Sudamérica, Colombia y Argentina", dijo Christof Ruhl, economista en BP, en una rueda de prensa.

La predicción de BP de que otros países además de Estados Unidos van a reproducir parcialmente el auge del petróleo de esquisto contrasta con otros pronósticos para la energía a largo plazo.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), por ejemplo, estima que la producción de esquisto no tendrá impacto fuera de Norteamérica.

Estados Unidos se volverá autosuficiente en términos de energía al 2035, dijo BP al hacer una proyección más concreta que en ocasiones anteriores, a medida que el auge del esquisto le permite superar un máximo previo de 1970 en su producción petrolera y el suministro de gas crezca.

Norteamérica sería autosuficiente incluso antes, en el 2018.

Para el 2035, Oriente Medio seguirá siendo la principal región exportadora de petróleo en el mundo y también se convertirá en el mayor consumidor per capita de crudo y otros combustibles líquidos, superando a Norteamérica, con un consumo que sobrepasará en más de tres veces la cantidad por persona del promedio global, indicó BP.

La demanda mundial de crudo aumentará a 109 millones de barriles por día (bpd) para el 2035, un alza de 19 millones de bpd, y será encabezada por China, India y Oriente Medio. No obstante, el petróleo será el combustible de menor crecimiento en el periodo.

BP espera que Rusia y Sudamérica contribuyan con aproximadamente 1 millón de bpd de petróleo esquisto cada una para el 2035, y que ese crudo procedente de formaciones rocosas de grano fino constituya un 7 por ciento del suministro global para ese año, dijo Ruhl a periodistas. (Reporte adicional de Nina Chestney. Traducido por Damián Pérez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below