Lluvias ayudan a cultivos argentinos tras sequía de diciembre: expertos

jueves 9 de enero de 2014 15:06 ART
 

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 9 ene (Reuters) - El clima seco y caluroso de diciembre, que causó graves daños al maíz 2013/14 recién sembrado, ha dado paso a uno húmedo en enero, que continuaría en febrero y aseguraría una cosecha favorable de soja, dijeron expertos el jueves.

El país sudamericano es el tercer exportador mundial de maíz y de soja y el mayor proveedor internacional de aceite y harina derivados de la oleaginosa. En diciembre, semanas enteras sin lluvia y con temperaturas altísimas afectaron seriamente al maíz, aunque la soja logró evitar daños severos.

"En enero viene lloviendo bien y los pronósticos indican que va a seguir lloviendo bien durante todo este mes y por lo menos (durante) febrero", dijo Eduardo Sierra, asesor climático de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Las temperaturas también están disminuyendo en el cinturón agrícola de Argentina, lo que da un respiro a los cultivos luego de una severa ola de calor con temperaturas por encima de los 35 grados centígrados. En la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito agrícola del país, la temperatura permanecería por debajo de esa marca al menos durante los próximos siete días.

"La soja viene muy bien porque, como es el cultivo más tardío, la ola de calor de diciembre la tomó en su estado vegetativo y, aunque retrasó un poco su ciclo, no produjo daños irreversibles", dijo Sierra.

"En el caso del maíz la situación es menos favorable, porque como este cultivo es más temprano, la ola de calor de diciembre afectó bastante el comienzo de su etapa reproductiva", añadió el experto.

Sierra señaló que para esta temporada prevé una cosecha de soja de alrededor de 50 millones de toneladas y una producción de maíz de cerca de 20 millones de toneladas.

El Gobierno argentino aún no ha realizado pronósticos de cosecha para el ciclo 2013/14. En tanto, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) calcula que el país austral recolectará 54,5 millones de toneladas de soja y 26 millones de maíz.

Pablo Adreani, titular de la consultora AgriPAC, recortó recientemente su estimación para la cosecha de maíz 2013/14 a 25 millones de toneladas, desde los 28 millones esperados anteriormente. "La razón de la reducción de las expectativas es la sequía", afirmó el analista agrícola.

Si enero y febrero traen un buen nivel de lluvias en la principal región agrícola de Argentina, Adreani dijo que podría volver a elevar su pronóstico de maíz e incluso elevar su actual proyección para la cosecha de soja 13/14, que actualmente es de 56 millones de toneladas. (Editado en español por Maximiliano Rizzi)