Maduro asegura que disparos provocaron gran apagón en Venezuela

martes 17 de diciembre de 2013 17:40 ART
 

CARACAS, 17 dic (Reuters) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el apagón que dejó en tinieblas la mitad del país y la capital Caracas a principios de diciembre fue un sabotaje de la oposición política que disparó a una línea de transmisión de alta tensión.

Dos semanas atrás, poco más de la mitad del país petrolero quedó sumido en la oscuridad apenas seis días antes de unas elecciones municipales que midieron la popularidad de Maduro a sólo ocho meses de haber asumido la presidencia.

La interrupción del suministro eléctrico fue la segunda en tres meses y el Gobierno encabezado por el sucesor del fallecido Hugo Chávez volvió a culpar a la oposición de fraguar un acto de sabotaje para evitar las elecciones.

"Días antes de las elecciones volaron una línea de transmisión. Ya está comprobado todo el sabotaje", dijo Maduro durante un acto para conmemorar los 183 años del fallecimiento del héroe decimonónico Simón Bolívar, determinante en la independencia de España de varios países latinoamericanos.

"Con un disparo reventaron una línea clave para dejar al país sin luz", explicó ante la atenta miranda de algunos jefes de estado de países caribeños que luego participarán en una cumbre de la alianza petrolera Petrocaribe.

El ministro del Interior y Justicia de Venezuela, Miguel Rodríguez, ya había esbozado la teoría de que un francotirador hubiese sido el causante del apagón.

"Se me ocurre una hipótesis: un disparo. Un disparo a 50 metros de un buen tirador a un cable de tres centímetros, es muy fácil (...) Fue una incisión limpia", dijo durante una entrevista a Reuters la semana pasada.

Los apagones son comunes en diversas ciudades de Venezuela debido a problemas con la generación hidroeléctrica, de donde proviene, aproximadamente, el 64 por ciento de su suministro.

Con la intención de paliar los constantes apagones, el país ha invertido miles de millones de dólares para importar plantas de generación térmica, algo que en los últimos años ha presionado la venta de derivados petroleros.

El Gobierno ha llevado a cabo una campaña para reducir el consumo de energía denominada "soy consciente, consumo eficiente" en un país donde hasta los kioscos de periódicos usan aire acondicionado y cada vivienda consume un promedio de 5.878 kilovatios-hora (kWh) al año, el doble del promedio en América Latina. (Reporte de Andrew Cawthorne; Escrito por Diego Oré, editado por Gabriela Donoso)