ENFOQUE-Cultivadores artesanales de marihuana en Uruguay ven nuevas oportunidades de negocio

viernes 13 de diciembre de 2013 16:53 ART
 

Por Malena Castaldi y Felipe Llambias

MONTEVIDEO, 13 dic (Reuters) - La pionera decisión de Uruguay de legalizar la plantación y venta de marihuana abre la puerta para que la artesanal industria clandestina se transforme en un negocio legítimo que hasta podría exportar cannabis medicinal, un producto con escasa presencia en el mercado.

Cada vez son más los países que están implementando programas estatales que proporcionan marihuana a pacientes terminales para aliviar su dolor. Pero en el mundo sólo hay algunos proveedores legales y Uruguay podría aprovechar ese acotado mercado.

Tras la ley que el Parlamento uruguayo aprobó el martes, que habilita a sus ciudadanos a tener hasta seis plantas de cannabis en sus hogares para autoconsumo y que expedirá licencias a productores formales, el cultivo local de marihuana podría crecer rápidamente en el país sudamericano.

Lo cierto es que muchos han estado produciendo cannabis en secreto durante años, ya que consumir marihuana y otras drogas es legal en Uruguay desde 1974. Pero, el pequeño país de 3,3 millones de habitantes es ahora el primero en legislar sobre toda la cadena, desde la producción hasta el consumo.

Cuando la ley sea implementada dentro de 120 días, los ciudadanos uruguayos y residentes en el país quedarán habilitados para comprar hasta 40 gramos de marihuana por mes en farmacias autorizadas por el Estado, quien definirá el precio, fijará los impuestos y otorgará los permisos a los grandes productores.

"La gran diferencia es que ya no estaremos por fuera de la ley", dijo Álvaro Calistro, quien desde hace 20 años planta marihuana en el fondo de su casa en Montevideo. "Esto nos habilita a incrementar nuestra escala de producción", agregó.

Calistro espera ahora que los cultivadores de marihuana reciban licencias para producir en pequeñas chacras fuera de la ciudad, aunque aún no se sabe a quién el Estado otorgará los permisos de producción, un aspecto que se conocerá en abril con la reglamentación de la ley.

"Se abre todo un abanico de oportunidades", dijo Juan Vaz, presidente de la Asociación de Estudios del Cannabis del Uruguay, que ha apoyado la legalización. "Es el fin de la hipocresía de las políticas prohibicionistas que fallaron al combatir el narcotráfico", agregó.   Continuación...