Brasil exhuma cuerpo de ex presidente en investigación de guerra sucia

jueves 14 de noviembre de 2013 16:26 ART
 

BRASILIA, 14 nov (Reuters) - Los restos del ex presidente brasileño João Goulart fueron exhumados el jueves y enviados a Brasilia para determinar si fue envenenado por agentes del régimen militar de derecha que lo derrocó en 1964.

El ataúd de Goulart fue recibido en una base de la fuerza aérea en la capital con un saludo de 21 disparos de armas y los honores funerarios que la dictadura militar brasileña le negó al ex presidente de izquierda tras su muerte en 1976.

La exhumación y ceremonia del jueves, a la que asistió la presidenta Dilma Rousseff y otros tres ex jefes de Estado, es parte de un esfuerzo del Gobierno de izquierda de Brasil por responder a preguntas pendientes sobre asesinatos, secuestros y otros abusos contra los derechos humanos durante la dictadura, que terminó en 1985.

Cuando Goulart murió, el Gobierno de Brasil dijo que la causa oficial de su muerte fue un ataque al corazón que sufrió en su rancho en la vecina Argentina.

Sin embargo, su familia pidió en el 2007 a las autoridades brasileñas investigar las declaraciones de un funcionario de inteligencia uruguayo que dijo que había sido parte de un plan para asesinar a Goulart mezclando sus medicinas.

En ese entonces, Argentina, Chile, Uruguay y Brasil eran gobernados por dictaduras militares que solían colaborar para rastrear y eliminar a opositores de izquierda. En lo que se conoció como una "guerra sucia", decenas de miles de simpatizantes de izquierda y otros vistos como enemigos por los regimenes, desaparecieron en América del Sur.

Goulart fue enterrado en su estado natal de Rio Grande do Sul en el sur de Brasil. Allí, desde el miércoles, expertos forenses trabajaron 18 horas para remover sus restos de un mausoleo familiar, a fin de enviarlos a Brasilia para ser sometidos a pruebas.

La investigación es realizada por una Comisión de la Verdad creada por Rousseff para investigar los abusos durante la dictadura. La misma Rousseff fue encarcelada y torturada por el régimen cuando joven por su rol en un grupo de guerrilla urbana.

"Brasil se está reconectando hoy con su historia", dijo Rousseff en un mensaje de Twitter. También destacó que Goulart fue el único presidente brasileño que ha muerto en el exilio y en circunstancias todavía inciertas. (Reporte de Anthony Boadle; Traducido por Nadia López; Editado en español por Luis Azuaje)